No más violaciones a niños y mujeres

Pronunciamiento

Enfrentar el problema desde la raíz
NO MÁS VIOLACIONES A NIÑOS Y MUJERES

Los recientes casos de violaciones a menores de edad y a mujeres que hemos visto en nuestro país, son un serio llamado de alerta de un problema de nuestra sociedad. No son hechos aislados, más bien, ocurren a diario siendo urgente y necesario abordarlo como un problema social que exige soluciones.

Es, además, preocupante que sucesos como estos y también las desapariciones que terminan en feminicidios, sean motivo de morbo y utilización inescrupulosa de los medios de comunicación, buscando subliminalmente justificar la violencia contribuyendo a su peligrosa “normalización”.

Como era de esperarse, sectores ultraconservadores, demagógicos y oportunistas, que incluyen al propio gobierno de Pedro Castillo, aprovechando el repudio e indignación del conjunto de la población, responden de manera efectista al problema. Simplifican la respuesta desde un enfoque jurídico formalista y criminal, plantean la pena de muerte o la castración química. Con ello, desligan el problema de sus raíces sociales y culturales.

Consideramos que el problema de agresiones y violaciones a niños, niñas, adolescentes y mujeres corresponde a un tema de orden social. Por un lado, estos actos son la expresión de las formas más envilecidas del sistema patriarcal en el que vivimos y la cultura machista predominante, en la que se considera a la mujer y los niños como objetos subordinados que deben estar dispuestos a los requerimientos de toda índole y satisfacción masculina.

En ese mismo sentido, connfluyen a la agudización de estos casos el deterioro de los valores morales en la sociedad producto de un sistema económico, social y cultural neoliberal, que promueve la desigualdad y la precarización de las condiciones de vida. Asimismo, a la falta de una política preventiva que atienda los crecientes problemas de salud mental de las y los peruanos, y que se han visto acentuados por los efectos de la pandemia.

En tal sentido, expresamos y proponemos:

  • Nuestra plena solidaridad y apoyo a las víctimas sobrevivientes de estas crueles agresiones y a sus familias.
  • Investigación diligente y sanción ejemplar a los violadores bajo el marco legal vigente
  • Garantizar educación y salud con enfoque de género; así como, promover una educación sexual y reproductiva, integral acompañada de campañas educativas e informativas preventivas y de orientación para denuncia de estos casos.
  • Articulación efectiva de los ministerios de la mujer, desarrollo social, salud, poder judicial, ministerio público, gobiernos regionales y municipios para una labor preventiva, educativa, propiciando la participación de las organizaciones del pueblo.

Abril de 2022

Buró Político del Comité Central