Luchemos contra la violencia de género y el machismo

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género, 25 de noviembre, nos dirigimos a las peruanas y peruanos para expresar lo siguiente:

Reafirmamos nuestro compromiso de luchar por la igualdad de la mujer, el pleno reconocimiento a sus derechos ciudadanos y a una vida libre de violencias. Hacemos un llamado a todas y todos para incorporarnos y luchar por sus justas reivindicaciones, por afirmar los avances y de manera conjunta construir una sociedad con soberanía, justicia social, paritaria, plurinacional, ecológicamente sostenible y moralmente regenerada, en la que los seres humanos sin distinción alguna, vivamos dignamente, en armonía con la naturaleza, con valores solidarios y sin violencia de género.

En esta crisis del Estado neoliberal, son las mujeres y niñas las más afectadas, especialmente nuestras hermanas del pueblo, la mujer trabajadora, las mujeres indígenas andino amazónicas y afroperuanas, las mujeres migrantes del exterior, quienes hacen frente cotidianamente no solo a la inestabilidad social, económica y política; sino también, a la crisis alimentaria, a la corrupción generalizada, la inseguridad y a la violencia que se recrudece contra ellas sin que el Estado, el gobierno y la sociedad en conjunto preste la debida atención y vele por su integridad, ni se promuevan políticas públicas a su favor, tampoco campañas sostenidas y responsables para erradicar la violencia de género.

Debemos prestar atención a que en el mundo, en Latinoamérica y, también en nuestra patria, se da un peligroso avance de posturas autoritarias y conservadoras que fomentan la sumisión, el odio, el racismo, la exclusión, el clasismo y la normalización de la violencia de género; y, a pesar que el Estado peruano ha suscrito y ratificado convenios internacionales y aprobado políticas y programas, tanto el gobierno de turno como el Congreso de la República aprueban leyes y decretos que  vulneran los Derechos Humanos de las mujeres, fomentando así la denominada “cultura de la violación” y el continuismo neoliberal, convirtiéndose en cómplices y partícipes de la perpetuación de las discriminaciones y las violencias del capitalismo patriarcal con rasgos coloniales.

Exigimos la derogación de la Ley de Tenencia Compartida 31590 que pone en riesgo a las infancias ante sus agresores; de la Ley 31498 que impide la educación con enfoque de género; la no aprobación de los Proyectos de Ley que vulneran derechos de las mujeres como el decidir sobre sus cuerpos. Estas medidas merecen el rechazo de la población en general porque significan el retroceso en derechos democráticos.

Nuestra solidaridad con las y los familiares de víctimas de feminicidios, con las mujeres en su diversidad; exigimos celeridad ante los casos de desapariciones, atención a las sobrevivientes de violencia y la no revictimización; justicia para las víctimas de esterilizaciones forzadas, soporte legal, psicológico y procesos judiciales justos sin prejuicios ni discriminaciones sociales, raciales ni de género.

¡MUJER, NO ESTÁS SOLA… ESTAMOS CONTIGO!

¡EL MACHISMO MATA, HAY QUE ERRADICARLO!

¡POR REGENERACIÓN MORAL! ¡NUEVA CONSTITUCIÓN Y NUEVA REPÚBLICA!

Lima, 25 de noviembre de 2022

BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL