SENDERO EN LA MEMORIA Y EL ARTE

Por: Mario Tejada

¡Hay que desaparecerlas!, afirmaron los más drásticos y los que destilaban más odio. Otros, cuidando sus afirmaciones dijeron de manera autoritaria: ¡deben ser guardadas por tiempo indefinido! Y algunos más prudentes: ¡deben ser expuesta transcurridos tres, cuatro o cinco años! Frases de esta naturaleza las hemos escuchado en entrevistas radiales y en la televisión; y en textos de los medios de comunicación escrita. Ello, en relación al escándalo que produjo el descubrimiento, por parte de la DIRCOTE, de una posible exposición de las Tablas de Sarhua, de la cual afirmó el diario Correo, en primera plana, que se trataba de una vulgar apología de los actos terroristas de Sendero Luminoso.

Como decía mi abuelita hace muchos años de manera graciosa: ¿cuál es la verdadera verdad de la gran noticia que nos quiso imponer este diario conservador? La siguiente: el Museo de Arte de Lima, MALI, tiene planificada una exposición de pintura hecha por los artistas del pueblo de Sarhua, Ayacucho, más conocida como Las Tablas de Sarhua, en las que se relatan las vicisitudes que pasó esta humilde comunidad quechuahablante durante la guerra interna, y que estas historias verídicas, expuestas a través de la pinturas de Sarhua, eran una predicación de naturaleza senderista.

Para los que admiramos este arte producido en un territorio abandonado por el Estado, y que a pesar de ello han logrado conservar y producir este arte maravilloso, admirado no solamente en nuestra patria sino en Europa y otros países de América, y que tiene como una de sus principales características el reproducir la vida cotidiana de sus gentes como las fiestas patronales, las relacionadas con el agua, el ganado y otras; por lo cual no debe extrañarnos que hayan narrado los abusos que se cometieron con ellos durante los aciagos años de la guerra interna. Inclusive estos hechos ya fueron mostrados en otras exposiciones realizadas en Lima. Entonces cabe preguntarse ¿por qué tanta pataleta cuando el suelo está parejo?

Existe un sector de la clase dominante cuyo objetivo es desaparecer, borrar de la memoria todas las atrocidades cometidas en contra del pueblo, e inclusive señalar como hechos subversivo las justas formas de lucha del pueblo en la actualidad. Es justo reconocer el pronunciamiento del Ministerio de Cultura desmintiendo la falsedad de lo publicado por Correo, pero lo que alarma es el comportamiento de los parlamentarios de izquierda, al no salir al frente de la conducta del fujimorismo ante este hecho, y sus consecuencias para el presente y futuro del arte popular y las luchas del pueblo.

Seguramente la Muestra Pictórica de las Tablas de Sarhua será posible apreciarla próximamente, y por los hechos ocurridos tendrá más visitantes de lo esperado. Aquí, los organismos vinculados con la escuela y la educación, deben cumplir un rol destacado, lo cual debe convertirse en parte importante de la lucha ideológica y política en las instituciones educativas contra el terrorismo y los que lo llevaron a cabo.

El arte nunca ha estado desvinculado de la realidad, esta muestra es uno de los mejores ejemplos contemporáneos en nuestra patria. Para que pueda cumplir su rol a cabalidad, la izquierda debe asumir su rol para lograrla.