¡NUEVA CONSTITUCIÓN PARA NUEVA REPÚBLICA!

PRONUNCIAMIENTO

El congresista Francisco Sagasti, del Partido Morado, ha sido designado como titular del gobierno de transición que deberá conducir las riendas del país hasta julio del próximo año. Con ello se cierra el capítulo iniciado con el golpe parlamentario que declaró la vacancia de Martín Vizcarra para colocar, en su lugar, a Manuel Merino, hecho que fue el detonante para que se desborde la formidable protesta ciudadana, democrática y popular, lo que a su vez obligó a la renuncia del usurpador, provocando un vacío de gobierno que finalmente se ha resuelto con la citada designación.

Si bien esta elección resuelve esta situación específica, los factores de fondo que causan la crisis, permanecen intactos, es decir la descomposición del andamiaje corrupto, antidemocrático y excluyente construido por el neoliberalismo y consagrado por su Constitución fujimorista, hecho que ha sido desnudado y acelerado por la actual pandemia que ha causado hasta la fecha alrededor de un millón de contagiados y más de 35,000 decesos.

Estos problemas requieren un tratamiento integral y profundo, lo que está fuera del alcance del gobierno provisional. Lo que le corresponde a éste es garantizar la sanción a los responsables de la represión salvaje de cientos de jóvenes heridos y hospitalizados, desaparecidos y el asesinato de los estudiantes Inti Sotelo y Jack Pintado; la transparencia e imparcialidad del proceso electoral, respetando el cronograma establecido; atender con eficiencia la emergencia sanitaria, reiniciar el proceso de reactivación económica, garantizar que no sea la población la que soporte los efectos de la crisis, poniendo atención al empleo y salarios dignos, bono al desempleo, programas de ayuda a los sectores rurales, incremento del presupuesto a los sectores de salud y educación; ninguna concesión a la corrupción e impunidad, ni retroceso a la reforma política; atender el problema de millones de jóvenes que han visto truncados sus estudios, que no cuentan con empleo o son sujetos a sobreexplotación.

Cambio democrático, patriótico, de regeneración moral, o continuismo neoliberal sigue siendo la principal contradicción a resolver en el Perú de hoy. Los millones de jóvenes, trabajadores, amas de casa, poblaciones rurales, pueblos originarios, intelectuales, artistas y colectivos diversos que estos días se han movilizado y hecho sentir su voz de protesta y pagado las consecuencias de la brutal represión con el encarcelamiento, la muerte y desaparición de activistas, quieren un país distinto, desean democracia, bienestar, empleo digno, derecho a la salud y educación de calidad, combate frontal a la corrupción e impunidad, cuestiones que no pueden resolverse en los marcos del actual modelo y la Constitución de 1993 que le da sustento.

Hemos derrotado al golpismo corrupto que pretendía asaltar al Estado e imponer un régimen al estilo del fujimontesinismo; se trata de una victoria importante pero aún parcial, que la ultraderecha tratará de revertir. Debemos seguir batallando por el cambio verdadero que solo se logrará a través de una nueva Constitución que consagre un nuevo modelo económico, la reforma integral del Estado, una patria para todos y todas. Las elecciones generales de abril próximo serán, asimismo, escenario de esta disputa en la que el pueblo peruano debe repudiar a los representantes del modelo, el golpismo y la corrupción y afirmar su voluntad de cambio respaldando la candidatura de Verónika mendoza y las listas parlamentarias de Juntos por el Perú.

Convocamos a la población a mantener en alto las banderas del cambio verdadero, a organizar las asambleas de base, colectivos, y los comités pro nueva Constitución, a fortalecer sus gremios y organizaciones naturales y exigir al gobierno provisional que disponga el referéndum constitucional a llevarse a cabo simultáneamente a las elecciones generales de abril próximo. La lucha por una nueva Constitución se convierte en el parteaguas de quienes pretenden mantener el status quo y quienes aspiramos y luchamos por abrir un nuevo rumbo a nuestra patria.

¡OTRO PERÚ ES POSIBLE, UNIDOS PODEMOS LOGRARLO!

Lima, 16 de noviembre de 2020

Buró Político del Comité Central