Rechazamos el nuevo intento de golpe de Estado contra el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. La administración de Donald Trump, reconociendo su incapacidad para una agresión directa militar contra Venezuela, ha auspiciado, junto a la derecha venezolana, una incursión armada por parte de mercenarios ligados a la empresa Silvercorp con sede en Miami; incursión que fue rechazada por el valiente pueblo bolivariano. La negociación entre la derecha venezolana y los mercenarios incluía recursos a futuro del petróleo venezolano.

Este plan tiene como cómplice al gobierno títere de Duque de Colombia que proporcionó a los mercenarios territorio y logística para entrenamiento e incursión en la frontera con Venezuela. La denominada “operación Gedeón” fue aplastada en pocas horas por la milicia y la FANB, con la detención de dos lanchas rápidas y varias camionetas artilladas, armas y municiones de gran calibre, además, fueron capturados dos estadounidenses con amplia experiencia en guerras de agresión yanqui en Irak y Afgansitán.

Expresamos nuestra plena solidaridad con el Gobierno Bolivariano de Venezuela, presidido por el compañero Nicolás Maduro, y con el pueblo venezolano, ante esta nueva agresión sumada al criminal bloqueo económico que se da en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia letal del COVID-19. El camino de América Latina es el de la paz, la integración regional y la soberanía de los pueblos.

Lima, 08 de mayo del 2020

Buró Político del Comité Central