¡QUE SE VAYAN LOS CORRUPTOS! ¡NO AL PACTO DE IMPUNIDAD! ¡POR UNA SALIDA DEMOCRÁTICA, CON JUSTICIA SOCIAL Y REGENERACIÓN MORAL!

Iniciamos el año 2018 en medio de una crisis política, moral e institucional que se venía venir, en un ambiente de frustración, desconfianza y descrédito del Ejecutivo que encabeza el Sr. Kuczynski, y de un Congreso de la República ineficaz con una mayoría proclive al autoritarismo, a la impunidad, al encubrimiento de la corrupción.

La vacancia presidencial fallida,  luego el llamado “indulto humanitario” que permitió la libertad negociada de Alberto Fujimori, producto de manejos turbios  debajo de la mesa, confirman la descomposición de la política oficial y el absoluto desprecio de la democracia y la voluntad ciudadana.

La corrupción se ha instalado en todo el aparato del Estado. Que estén comprometidos en ella todos los presidentes que gobernaron en los 30 últimos años, con excepción del corto periodo que le correspondió al presidente Paniagua, indica la gravedad del mal que erosiona y destruye las fibras más profundas de la nación.

Por esa razón, creer que la crisis en curso será resuelta por quienes son parte de esa descomposición, es inaceptable. Pensar que la democracia será defendida por quienes la destruyen, un simple absurdo. Se hace indispensable el adelanto de elecciones y un gobierno de transición confiable que lo convoque. ¡Que se vayan los corruptos! ¡Fuera la reconciliación lumpen!

Es la hora del pueblo. La democracia, la justicia social, el desarrollo sostenible, la lucha sin concesiones contra la corrupción, la recuperación de la política como servicio a la sociedad, sólo pueden provenir de las mayorías nacionales excluidas, desde la calle, desde la organización y la movilización de millones de hombres y mujeres, desde la indignación y la protesta que se convierta en una alternativa de renovación y reconstrucción nacional.

Todos a una en la Gran Movilización Nacional del 11 de enero. La respuesta del pueblo debe ser contundente. ¡Organización, unidad, voluntad de cambio, acción política desde las bases!

Un nuevo Perú es posible. Una nueva Constitución es indispensable. Una Nueva República con regeneración moral es el proyecto que hará realidad el sueño postergado de quienes nos dieron Independencia. 

7 de enero de 2018.

Buró Político del Comité Central