“Al que asome la cabeza, duro con él, Fidel, duro con él, Fidel! ….”, dice la vieja canción revolucionaria.

Y así fue, ni bien levantó la cabeza el grupúsculo de gusanos cebados por los yanquis, se puso en pie la marea roja del pueblo cubano en defensa de su soberanía, del socialismo y de su gobierno popular, y los aplastó.

 Con el camarada Miguel DÍaz-Canel al mando, se evidenció que los agentes del brutal bloqueo yanqui que pretende asfixiar con el hambre y la enfermedad, no tienen cabida en la Cuba revolucionaria. Gusanos que quisieron aprovechar en forma cínica los sufrimientos ocasionados por el bloqueo económico ajustado con demencial pericia por Trump y mantenido intacto por Biden. Miserables qué en esta difícil situación impuesta al pueblo cubano en medio de la pandemia, no tienen ningún resquicio moral que les impida gozar de los ingentes recursos con los que el imperio los ceba para tan despreciable fin traidor.

La derecha internacional, al son de la maquinaria mediática yanqui, levantó de inmediato la campaña de desinformación y mentiras. En Perú, con el grupo monopólico de El Comercio en primer lugar, hizo gala de su enfermizo anti comunismo que tan bien conocemos con su incitación al fascismo ante la derrota electoral del fujimorismo. Otra vez se tragarán sus ansias asesinas porque el pueblo cubano hace tiempo se puso de pie.

Pero Cuba no está sola. Los pueblos y la gente de bien de los diversos países la respaldan con decisión porque se conoce bien la calaña opresora yanqui y porque Cuba es un pueblo pacífico que lucha con dignidad. A Cuba se le quiere porque aún así, en medio de la adversidad impuesta, es tremendamente solidaria con los pueblos del mundo. El pueblo peruano no olvida a las brigadas de médicos cubanos en situaciones angustiantes, sea por la pandemia o desastres naturales. En el mundo multipolar, al imperialismo yanqui no se le hace fácil someter a los pueblos. No han podido con Cuba en 60 años, menos ahora. Cuba cuenta con el apoyo de potencias emergentes y solidarias, como China, Rusia e Irán, y también de varios otros países.

Nuestra plena solidaridad con el pueblo cubano y su gobierno. Estamos seguros que saldrán adelante, vencerán a la pandemia con su vacuna Soberna 2, una de varias vacunas hecha por este pequeño país agredido, lo que ningún país latinoamericano ha hecho. Inmunizarán a su pueblo y regresarán a una mejor situación de vida. Y el imperialismo y sus lacayos seguirán hirviendo de cólera, porque Cuba es y seguirá siendo un ejemplo en nuestra lucha por soberanía, democracia y dignidad.

Lima, 12 de julio del 2021

¡VIVA EL HEROICO Y REVOLUCIONARIO PUEBLO CUBANO!

¡VIVA CUBA SOCIALISTA!

BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL