POR UNA ESCUELA PÚBLICA DE CALIDAD ACORDE A LAS NECESIDADES Y ASPIRACIONES DEL PUEBLO PERUANO

El Partido Comunista del Perú – patria roja, a propósito del inicio de las labores escolares 2018 hace llegar su saludo fraternal a los educadores del país, a los padres de familia, a los estudiantes y comunidad en general, asumiendo el compromiso de seguir luchando firme y consecuentemente para que la escuela pública cumpla su rol formativo y transformador con educadores reconocidos profesionalmente por la sociedad y el estado en concordancia a las necesidades y aspiraciones de nuestros estudiantes; del mismo modo afirmamos nuestro compromiso con los padres de familia para que en conjunto emprendamos la gran cruzada nacional por la defensa de la escuela pública gratuita, de calidad y universal; a la comunidad  a trabajar de manera consiente y así sacar adelante un año escolar que cumpla el reto que nos impone la situación del país en camino al bicentenario.

Demandamos al Gobierno Central, a garantizar un buen inicio del año escolar que entre otros aspectos significa infraestructuras pertinentes, maestros, auxiliares y personal administrativo nombrados y contratados con asistencia desde el primer día, libros de texto y cuadernos de trabajo para todos los estudiantes, desayuno y almuerzo escolar en las JEC y JER. Del mismo modo exigimos cumplir con reivindicar a los educadores del país de acuerdo a su compromiso asumido en su campaña electoral.

Nuestro país es víctima de las políticas neoliberales que se vienen implementando a lo largo del último cuarto de siglo; un neoliberalismo que ha reconfigurado la estructura económica del país. Pero el neoliberalismo no es solo economía; también significa el debilitamiento del rol del Estado, de la institucionalidad, de la democracia. Ha profundizado la crisis moral, la desigualdad y la corrupción en la sociedad peruana. El neoliberalismo ha devaluado la educación, la cultura y los valores morales.

La corrupción un mal endémico que viene haciendo estragos en nuestra sociedad no está al margen de lo que pasa en la educación. La escuela, por ello; debe construirse en la reserva moral del país, apostando por una regeneración moral, construir desde abajo una nueva república  con un gobierno de Nuevo Curso sustentado en los sectores mayoritarios que buscan la transformación del Perú, en una sociedad con independencia, soberanía y paz con justicia social. Nuestras escuelas no deben mancharse de corrupción menos ser  indiferentes a los presentes acontecimientos, es hora de salvar al país de la rapiña de gentes que lo único que buscan es satisfacer sus voraces apetitos personales o de grupo aún a costa de la vida de millones de peruanos que dicen NO a la Corrupción.

La realidad actual configura un escenario; donde, el narcotráfico, la corrupción, la arbitrariedad, las mafias organizadas tienen relevancia con elconsentimiento de la institucionalidad estatal. Otro rumbo es necesario y es posible; por ello, apostamos por una educación pública, universal, de calidad, gratuita para todos; siendo un derecho obligatorio que el Estado debe garantizar como una de sus responsabilidades fundamentales. Asumirlo, además, como factor de desarrollo económico, progreso social y elevación cultural. Implica, igualmente, priorizar la ciencia, la tecnología, la investigación y el conocimiento. Eliminar la inequidad educativa. Aspiramos a una sociedad de hombres y mujeres cultos, a la conquista “del pan y la belleza” – JCM-  la condición fundamental para ser verdaderamente libres.

Seguiremos luchando como siempre lo hemos hecho al lado del pueblo peruano, con sus maestros y por nuestros estudiantes. Es un mandato imperecedero del gran Horacio Zevallos Gámez a un año más de su partida.

                                                          Perú, marzo del 2018.

COMITÉ CENTRAL
CONAFRE  PCdelP -PR