El presidente Xi Jinping presidió el 6 de julio pasado la Cumbre Mundial del Partido Comunista de China (PCCH) para conmemorar los 100 años del partido, un evento virtual en el que participaron cientos de líderes y cerca de 10.000 miembros de partidos políticos mundiales de más de 160 países.

Al evento, que tuvo una transmisión especial desde la embajada de la República Popular de China en Lima, asistieron el presidente del partido Comunista del Perú- Patria Roja, Alberto Moreno Rojas, el secretario general Manuel Guerra y el secretario de relaciones internacionales Rolando Breña. Asimismo estuvieron presentes por vía virtual nuestro subsecretario general Arturo Ayala y otros miembros del Comité Central.

En la Cumbre del Partido Comunista de China y Partidos Políticos del Mundo, Xi Jinping se comprometió a “promover la cooperación” y “el desarrollo de los pueblos” a través del multilateralismo y nunca “el hegemonismo o la construcción de zonas de influencia”.

A la cumbre, un encuentro con gran importancia diplomática que tuvo lugar en Beijing, se sumaron figuras de distintas partes del mundo de manera virtual.

El líder chino, que también es el secretario general del Comité Central del PCCH, destacó en su discurso de apertura la necesidad del trabajo conjunto entre países para poder enfrentar la pandemia de coronavirus, ya que “ningún país se puede salvar solo”.

En la misma línea, el presidente de Sudáfrica y líder del Partido del Congreso Nacional Africano, Cyril Ramaphosa, emitió su reclamo por un acceso más igualitario de las vacunas contra el virus, un mensaje claro contra los gobiernos que se oponen a la liberación de las patentes.

Como representante de Rusia, estuvo presente el ex presidente y viceministro del Consejo de Seguridad del país, Dmitri Medvedev, quien resaltó la fuerte relación bilateral con China y se sumó a las críticas a las potencias occidentales.

Emmerson Mnangagwa, presidente de Zimbabue que llegó al poder tras un golpe de estado en 2017, agradeció al gobierno chino por su apoyo esencial en la lucha del país contra la pandemia.

Entre los representantes de América Latina, destacó el jefe de estado de Cuba y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista cubano, Miguel Díaz-Canel, señaló durante su discurso que “la fundación del Partido Comunista y la proclamación de la Nueva China constituyen acontecimiento fundamentales en la historia de la humanidad”, y abogó por la continuidad de la confianza política y el respeto mutuo. También estuvieron presentes el presidente argentino Alberto Fernández y el ex presidente boliviano Evo Moráles.

Participaron además el presidente de Kasajistán, Nursultán Nazarbáyev, que lleva en el poder 29 años; el expresidente de Vietnam y secretario General del Partido Comunista en ese país, Nguyen Phu Trong; el primer ministro de Camboya y líder del Partido Popular, Hun Sen; y el presidente de Palestina desde 2014, Mahmud Abás; el líder serbio, Aleksandar Vučić;, y el paquistaní Imran Khan.

A continuación puede leer aquí el discurso completo de Xi Jinping por los 100 años del PCCH.

(Traducción no oficial)

FORTALECER LA COOPERACIÓN INTERPARTIDISTA

POR LA FELICIDAD DE NUESTROS PUEBLOS

 (6 de Julio de 2021, Beijing)

Intervención de S.E. Xi Jinping, Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh)

y Presidente de la República Popular China

Estimados dirigentes de partidos políticos,

Señoras y señores, amigos:

Es un placer para mí reunirme en línea con dirigentes de más de 500 partidos políticos y organizaciones políticas y más de 10.000 representantes de distintos partidos políticos y círculos sociales de más de 160 países del mundo, para discutir sobre el tema de vital importancia “Por la Felicidad del Pueblo y Responsabilidades de los Partidos Políticos”, con motivo del centenario del Partido Comunista de China. En los últimos días, más de 600 partidos políticos y organizaciones políticas de más de 170 países nos han hecho llegar más de 1.500 mensajes de felicitación por la celebración del centenario del PCCh para manifestar los sentimientos amistosos y los mejores deseos al PCCh. En nombre del Partido Comunista de China, ¡permítanme expresarles nuestros sinceros agradecimientos!

Hace unos días, celebramos el mitin de celebración del centenario de la fundación del Partido Comunista de China. A lo largo de estos 100 años, el PCCh, uniendo y conduciendo al pueblo chino en las luchas ininterrumpidas, ha llevado a la nación china a dar saltos grandiosos de la puesta en pie, a la modesta prosperidad y a la naciente fortaleza. A lo largo de estos 100 años, el PCCh, vinculando estrechamente el destino del pueblo chino con el de los pueblos del resto del mundo, siempre ha mantenido el rumbo del desarrollo de China y promovido el desarrollo y la prosperidad compartidos de todos los países adptándose a la tendencia de desarrollo mundial y las corrientes de la época.

Los logros históricos alcanzados por el PCCh y el pueblo chino no pueden separarse del gran apoyo de los pueblos del mundo. En nombre del Partido Comunista de China y del pueblo chino, aprovecho esta ocasión para expresar nuestros cordiales agradecimientos a todos los partidos políticos, pueblos y amigos que velan por el PCCh y la revolución, construcción y reforma de China y les han brindado su apoyo.

¡Señoras y señores, amigos!

Actualmente, el mundo está atravesando un entorno cambiante sin precedentes en los últimos cien años. La multipolarización y la globalización económica están experimentando cambios profundos y son cada vez más estrechos el vínculo, la interdependencia y la influencia entre todos los países. Para enfrentar los desafíos derivados de la pandemia de Covid-19, promover la recuperación económica y salvaguardar la estabilidad mundial, la comunidad internacional ha hecho arduos esfuerzos, los partidos políticos del mundo han hecho activas exploraciones asumiendo sus responsabilidades. Al mismo tiempo, las guerras y conflictos en algunas partes continúan, el hambre y las enfermedades se propagan sin cesar, los prejuicios y cizañas no se dejan de agravar, y las voces de los pueblos por una vida feliz se hacen aún más fuertes.

Hoy, cuando la humanidad se encuentra de nuevo en las encrucijadas históricas de confrontación o respeto, aislamiento y desvinculación o apertura y cooperación, juego de suma cero o ganar-ganar, la opción está en nuestras manos, y la responsabilidad se cae en nuestros hombros.

Los seres humanos somos un todo, y la Tierra, nuestro hogar. Frente a los retos comunes, ningún individuo ni país pueden salvarse sólo, y nos queda una sola salida que es superar unidos las dificultades y convivir en armonía. Siendo motor importante para impulsar el progreso humano, los partidos políticos debemos insistir en la dirección correcta y asumir la responsabilidad histórica de procurar la felicidad para el pueblo y el progreso para los seres humanos. Creo que los partidos políticos debemos esforzarnos por lo siguiente:

Primero, debemos asumir la responsabilidad de orientar el rumbo, para captar y modelar el futuro común de la humanidad. Los pueblos desean la prosperidad, la seguridad, la equidad y la justicia. Una gran época requiere una visión general, y la visión general se basa en una mente abierta. Desde la perspectiva de “el propio país, primero”, el mundo se achica, y se ve por todas partes las “competencias feroces”. Si parte del “futuro compartido”, el mundo se agiganta, lleno de oportunidades de cooperación. Debemos escuchar la voz del pueblo, adaptarse a la corriente de los tiempos, promover la coordinación y cooperación entre los países, y avanzar hacia la construcción de una comunidad de futuro compartido de la humanidad, integrando los intereses de nuestros respectivos pueblos con los de los pueblos del mundo.

Segundo, debemos asumir la responsabilidad de sumar consensos, para defender con firmeza y desplegar los valores comunes de toda la humanidad. A pesar de que la historia, la cultura, el sistema y el nivel de desarrollo varían de un país al otro, los pueblos están todos comprometidos a buscar la paz, el desarrollo, la equidad, la justicia, la democracia y la libertad como valores compartidos de la humanidad. Debemos adoptar una actitud altamente responsable frente al destino y el futuro humanos, desempeñar como impulsor de los valores comunes de la humanidad, comprender con mente abierta las interpretaciones respectivas de las distintas civilizaciones en cuanto a sus valores, respetar las exploraciones respectivas de los pueblos en cuanto a su realización de valores, traduciendo estos valores de manera concreta y pragmática en la materialización de los intereses de sus propios pueblos.

Tercero, debemos asumir la responsabilidad de promover el desarrollo, para que los resultados de desarrollo beneficien mejor y más equitativamente a los pueblos del mundo. El desarrollo es la clave para materializar la felicidad del pueblo. No se puede quedar ni una sola nación ni país atrás en la búsqueda de la felicidad de la humanidad. Todos los países y naciones deben gozar de igual oportunidad e igual derecho al desarrollo. Debemos enfrentar de cara a cara a los temas reales relevantes como la disparidad social y la brecha de desarrollo, enfocarnos en los países y regiones subdesarrollados, cuidar a las personas indigentes, para que cada parcela de tierra genere esperanza. Hay un antiguo dicho chino que reza: “A los que realizan sus propios objetivos a expensas de los demás, se les desprecia. A los que no se limitan a darles apoyo a los demás, se les admira.” El desarrollo son derechos e intereses de todos los países, y no es la patente de unos pocos. Debemos promover a los países a fomentar la cooperación en bien del desarrollo para que los pueblos puedan compartir los resultados de desarrollo, elevar la equidad, la eficiencia y la sinergia del desarrollo mundial, rechazar conjuntamente el bloqueo tecnológico, la brecha tecnológica y la desvinculación de desarrollo. Estoy convencido de que ¡toda manipulación política que amenaza con obstaculizar el desarrollo de los demás países y socavar la vida de los demás pueblos es totalmente impopular y resultará en vano!

Cuarto, debemos asumir la responsabilidad de fortalecer la cooperación, para enfrentar juntos riesgos y desafíos globales. Ante la pandemia que sigue azotando el mundo, debemos insistir en la aplicación científica de medidas, abogar por la solidaridad y la cooperación, eliminar la “brecha inmunológica”, repudiar las acciones de politizar la pandemia y poner etiquetas al virus, articulando esfuerzos por construir la comunidad de salud de la humanidad. Ante el terrorismo y otros enemigos comunes de los seres humanos, debemos cooperar en pos de la seguridad y la estabilidad, fortaleciendo las “barreras” de seguridad. Frente al medioambiente frágil, debemos respetar la naturaleza, adaptarnos a ella y protegerla para construir el hogar ecológico. Ante los serios desafíos que trae el cambio climático para la existencia y el desarrollo de los seres humanos, debemos buscar con coraje y esfuerzos mancomunados la manera de coexistencia entre la humanidad y la naturaleza.

Quinto, debemos asumir la responsabilidad de perfeccionar la gobernanza, para fomentar constantemente nuestra capacidad de procurar la felicidad para el pueblo. Son distintos los caminos hacia la felicidad, y cada pueblo tiene derecho a optar por su propio camino de desarrollo y sistema institucional, que por su mismo se trata de la implicación debida de la felicidad del pueblo. Tal como la democracia, que es también el derecho de todos los pueblos en lugar de patente de una minoría de países. No hay una sola manera para realizar la democracia, sino que son diversas. El derecho a juzgar si los países son democráticos o no le toca a cada pueblo en vez de un puñado de personas. Debemos fomentar el intercambio de experiencias, mejorar mecanismos de comunicación, reflejar opiniones públicas, perfeccionar estructuras de organización y elevar la capacidad de gobernanza para fortalecer la construcción de la democracia política adaptada a las condiciones propias de cada país, mejorando permanentemente la capacidad y eficacia para procurar la felicidad del pueblo.

¡Señoras y señores, amigos!

Procurar la felicidad para el pueblo es la aspiración original que el Partido Comunista de China siempre mantiene invariablemente. Hoy, habiendo cumplido el objetivo de lucha de la construcción de una sociedad modestamente acomodada en todos los sentidos, China ya ha dado inicio al nuevo camino hacia la construcción integral de un país socialista moderno, y el pueblo chino se siente más beneficiado, feliz y seguro. Hacer bien las cosas de China, y permitir que los 1.400 millones del pueblo chino lleven una vida mejor e impulsar las nobles causas de la paz y el desarrollo de la humanidad, son los objetivos de lucha inquebrantables del PCCh. Persistiendo en el pensamiento de desarrollo centrado en el pueblo, el PCCh seguirá reflexionando sobre temas profundos como la revitalización nacional y el progreso humano en dimensiones más amplias, y creará un futuro mejor, uniendo y conduciendo al pueblo chino a explorar nuevos caminos y avanzar con determinación.

La historia nos deja la enseñanza de que al abrazar el mundo, podemos abrazar el futuro; y al avanzar de las manos cogidas, podemos llegar más lejos con pasos firmes. El Partido Comunista de China está dispuesto a trabajar con los partidos políticos del mundo para materializar nuestros sueños y realizar el futuro anhelado con acciones, y desempeñar siempre como arquitecto de la paz mundial, contribuidor al desarrollo mundial y defensor del orden internacional.

—-El Partido Comunista de China unirá y conducirá al pueblo chino a profundizar la modernización adaptada a las condiciones de China para hacer nuevas contribuciones a la exploración humana de caminos hacia la modernización. El PCCh conduce al pueblo chino a abrir el camino del socialismo con características chinas partiendo siempre de las realidades de China. La historia y las prácticas han demostrado y seguirán demostrando que no sólo hemos elegido el camino acertado y viable, sino que somos capaces de dar pasos seguros cosechando éxitos. Seguiremos siendo persistentes en este camino brillante para desarrollarnos mejor y al mismo tiempo contribuir al mundo. No existe un camino único hacia la modernización, el que más le conviene a uno es el mejor, por lo que no se puede cortar los dedos de los pies para que le queden bien a uno los zapatos. Deben ser respetados esfuerzos de cada nación para explorar soberanamente su camino hacia la modernización adaptado a sus condiciones propias. El PCCh tiene la mejor voluntad de intercambiar experiencias de la modernización con los partidos políticos de todos los países para multiplicar rutas hacia la modernización, a fin de trabajar mejor para la felicidad de nuestros respectivos pueblos y los pueblos del mundo.

—-El Partido Comunista de China unirá y conducirá al pueblo chino a profundizar en todas las líneas la reforma y apertura para hacer nuevas contribuciones al desarrollo y la prosperidad compartidos de los distintos países del mundo. En la actualidad, existen más fuerza motriz que resistencias a la globalización económica, y hablando en general, la fuerza motriz supera la resistencia. La tendencia a la apertura y cooperación entre los países no se ha cambiado ni va a cambiar. El PCCh está dispuesto a fortalecer con todos los partidos políticos la comunicación, para orientar la globalización económica a la dirección de un nivel más alto de apertura, inclusividad, beneficio universal, equilibrio y ganancia compartida. Tenemos la mejor voluntad de fortalecer la construcción de “la Franja y la Ruta” de alta calidad con la comunidad internacional, para imprimir conjuntamente más fuerza a la conectividad mundial y que más naciones y pueblos compartan los resultados del desarrollo.

—-El Partido Comunista de China cumplirá las responsabilidades atribuidas a un gran país y un gran partido para hacer nuevas contribuciones al bienestar de la humanidad. La erradicación de la pobreza es el deseo común de todos los pueblos, y el objetivo prioritario que buscan realizar los partidos políticos con esfuerzos. Desde el XVIII Congreso Nacional del PCCh, China logró sacar a 98,99 millones de personas de las zonas rurales de la pobreza, y adelantó 10 años en cumplir el objetivo de la reducción de la pobreza de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. El PCCh está dispuesto a aportar más proyectos de sí mismo y mayor fuerza de China a la eliminación de la pobreza de la humanidad. China brindará todo el apoyo a la cooperación internacional contra la pandemia de Covid-19, para que las vacunas sean más accesibles y asequibles para los países en vías de desarrollo. China acometerá esfuerzos sumamente arduos para cumplir nuestros compromisos de alcanzar la cima de emisiones de dióxido de carbono antes de 2030 y la neutralidad de carbono antes de 2060, para hacer más aportes al enfrentamiento global al cambio climático. China auspiciará la COP15 del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, para discutir con todas las partes sobre nuevas estrategias de la gobernanza global de biodiversidad, abriendo con todos un nuevo camino de la gobernanza global de biodiversidad.

—-El Partido Comunista de China perfeccionará activamente la gobernanza global para hacer nuevas contribuciones al enfrentamiento conjunto de la sociedad humana a los desafíos comúnes. El multilateralismo es la concepción esencial del sistema y el orden internacionales actualmente vigentes. Cuanto mejor se practica el multilateralismo, mejor se solucionan los problemas comúnes de los seres humanos. Las normas internacionales deben basarse en las reglas reconocidas por todos los países, en lugar de las elaboradas por un puñado de personas. La cooperación entre los países debe de velar por los intereses de la humanidad, y no de pretender la hegemonía mundial con política de círculo reducido. Debemos oponernos al ejercicio del unilateralismo haciéndose pasar por el multilateralismo y rechazar el hegemonismo y la política de la fuerza. China salvaguardará resueltamente los principios de la Carta de las Naciones Unidas, promoverá que los asuntos internacionales sean decididos por todos a través de consultas, con el fin de impulsar el orden y el sistema internacionales hacia el rumbo más justo y razonable. Quisiera reiterar una vez más que China será siempre un miembro de la comunidad de los países en vías de desarrollo, y no dejará de dedicarse a elevar la representatividad y el derecho a la voz de los países en vías de desarrollo en el sistema de gobernanza internacional. China jamás procurará el hegemonismo ni la expansión, ni tampoco buscará esfera de infuencia. El Partido Comunista de China, junto con los partidos políticos de distintos países, impulsará la coordinación y cooperación interestatales a través de consultas interpartidistas para que los partidos políticos desempeñemos mejor nuestro papel debido en la gobernanza global.

¡Señoras y señores, amigos!

Avanzando, llegaremos al destino aún en camino difícil y largo; Persistiendo, nos encontraremos con el futuro promisorio. Tenemos por delante vicisitudes, pero también esperanzas. El Partido Comunista de China está dispuesto a seguir situándose, junto con los partidos políticos y organizaciones políticas del mundo, al lado correcto de la historia y al lado del progreso humano, en aras de aportar nuevas y mayores contribuciones a la estructuración de la comunidad de futuro compartido de la humanidad y la construcción de un mundo mejor.

¡Muchas gracias!