Por: Mirko Oré

Tras la pandemia, nos dimos con la sorpresa que aquello que nos habían dicho durante los últimos 30 años de políticas neoliberales fujimoristas, eran puras mentiras.

Fué mentira aquello que éramos el ejemplo neoliberal de la región – al igual que Chile -, que éramos los “Tigres del Pacífico”. Fué mentira que estábamos atravesando una gran época económica, como también fué mentira que todos estábamos felices y saltando en un pie por tanta dicha y prosperidad. El modelo solo hacía más millonarios a los que ya lo eran.

Bastaron apenas unos meses de empezar la pandemia para darnos cuenta, al fin, que estábamos ante una crisis sin precedentes en nuestro país y que no era causada precisamente por el virus, sino que venía de muchos años atrás.

Uno de los abanderados, uno de los pilares fundamentales de esta mentira fueron los grandes medios de comunicación. Durante 30 años nos vienen mintiendo, mostrando cuadros estadísticos para demostrar lo bien que estábamos, cuando la realidad nos decía totalmente todo lo contrario.

Basta con ver ahora mismo como la salud ha sido solo un gran negociado, donde, solo aquellos que tienen dinero, tienen acceso a  una atención de calidad, el que no, simplemente está condenado a la muerte. Es el triste espectáculo neoliberal fujimorista.

Tras la crisis de la vacancia presidencial, la derecha se reacomoda rápidamente y logra mantenerse en el gobierno con el Partido Morado y Sagasti como presidente. El objetivo era defender y mantener el modelo neoliberal fujimorista y así lo expresaba su ministro de economía, el Sr. Waldo Mendoza, quién muy suelto de huesos expresaba que “el modelo y la constitución que lo avala no se toca”. Acto seguido salieron los fujimoristas, dirigentes de Acción Popular, etc. a decir exactamente lo mismo. Los grupos de poder habían jugado nuevamente sus cartas y hoy tienen la tranquilidad que su modelo está asegurado, al menos hasta el 11 de abril.

Lo expresado por Sagasti hace unos minutos no hace más que reafirmar su defensa al modelo neoliberal fujimorista, cuando señala que antes de la pandemia, vivíamos una gran bonanza económica. En otras palabras, nos está diciendo, que el modelo no se toca.

Entramos a una segunda ola, los hospitales colapsados, la economía de los más pobres destruida, la salud peor y desde el gobierno no han dicho nada sobre estos puntos tan fundamentales. El gobierno nos está dejando a nuestra suerte, es el mensaje individualista neoliberal del “sálvese quién pueda”.

Se vienen tiempos muy jodidos …

Quién le arma los textos al presidente ? Cantinflas ?