PRONUNCIAMIENTO

Desde el 16 de marzo al 31 de mayo, 557 mujeres se encuentran desaparecidas. De ellas 355 son menores de edad 202 adultas. Durante este tiempo, 21 mujeres fueron víctimas de feminicidio y 14 sufrieron intentos.

Esta alarmante situación que se extiende peligrosamente, mantiene en zozobra a sus familiares, quienes por las restricciones de la cuarentena, no pueden buscarlas ni realizar los trámites correspondientes para que las autoridades respectivas inicien investigaciones o hagan el seguimiento de los casos.

El hacinamiento en que millones de hogares se encuentran en los sectores populares, la falta de ingresos económicos debido a que la mayoría se gana el pan día a día, los bonos que nunca llegan, las deudas, la recarga laboral en la casa y en el cuidado de los menores, el machismo imperante, preocupaciones e incertidumbres frente al contagio a la Covid-19 y el futuro próximo, ponen en situación de mayor vulnerabilidad a las mujeres peruanas.

Frente a ello, como parte de nuestra apuesta por un país digno, soberano, democrático, con bienestar para todos sus habitantes, reiteramos nuestro compromiso en la lucha contra todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. A ellas les decimos que las queremos vivas y dignas. Las invocamos a romper el silencio y denunciar a los agresores; siendo imprescindible que el personal que atienda los casos de violencia esté capacitado para tratar adecuadamente y orientar a las víctimas de violencia, que cuente con los elementos de bioseguridad para garantizar la salud y evitar se propague el virus.

Lima, 9 de junio de 2020

Buró Político del Comité Central