Por: Julio Mendoza García

La lucha democrática, no es defender las “democracia” de la Constitución fujimorista y neoliberal de 1993, ni al que fue gobierno de Vizcarra.

La lucha contra el golpismo, en general y en particular contra el de Merino/Flores (y las clases y segmentos de clase que representan), es una lucha democrática.

Porque los golpes parlamentarios (como el de Merino) y las “revoluciones de colores” son tácticas actuales del imperialismo y las clases dominantes cuando su dominación entra en crisis o grave peligro. No son los “clásicos” golpes militares de los tanques en las calles, pero son golpes, aunque se disfracen de “institucionales”.

El PCdelP PATRIA ROJA, tiene una propuesta integral, un proyecto, frente al neoliberalismo.

Esa estrategia de lucha contra el neoliberalismo se llama Nuevo Curso (en la historia del Perú) y tiene como ejes: nueva república, nueva constitución, nueva democracia, nuevo modelo económico, soberanía nacional, desarrollo industrial autocentrado, regeneración moral. Y se basa en la más amplia unidad patriótica, democrática y popular (de la izquierda y el progresismo).

Esta lucha del PCdelP PR, por supuesto, es lucha también contra toda salida neoliberal a la crisis actual del propio neoliberalismo, que incluye la salida golpista, autoritaria y ultraderechista, como la actual. Este enfoque incluía la oposición popular, democrática y moralizadora al gobierno de Vizcarra. Señalándolo como continuista neoliberal. Luchar contra el golpismo de Merino/Flores, no es defender al gobierno de Vizcarra.

Esa propuesta y esa lucha incluye diferentes formas de oposición, incluida la acción directa de masas. Es por eso que el PCdelP PR aparece en las calles, en las luchas del pueblo, contra el golpismo y los objetivos del neoliberalismo en estas horas cruciales.

Y lo hace encabezado por sus principales dirigentes.