Frente a los últimos anuncios en relación a las medidas gubernamentales para combatir el avance del COVID-19 en nuestro país, el Partido Comunista del Perú – Patria Roja comunica lo siguiente:

– Nuestra sede central suspenderá sus actividades temporalmente. Nuestra militancia debe acatar con disciplina y calma las disposiciones que sean necesarias para evitar contribuir a la propagación del COVID 19. Al mismo tiempo, permaneceremos vigilantes frente a fenómenos como el acaparamiento y la especulación. Exigimos que se tomen medidas drásticas frente a quienes quieren aprovechar esta situación, como lo estamos apreciando con empresas de transporte aéreo o terrestre.

– La situación de los trabajadores se precariza aún más por la ausencia de claridad en las medidas anunciadas por el Presidente Martín Vizcarra. Es deber de su gobierno evitar que se inicie una ola de despidos masivos y abusos laborales, como arrebatar a los trabajadores el derecho a vacaciones bajo el pretexto del Estado de Emergencia.

– Manifestamos nuestro pleno respaldo a los médicos, enfermeras, administrativos y el conjunto de trabajadores de la salud. Ellos serán la primera línea de combate al COVID 19 y necesitan dotación de medicinas y condiciones sanitarias óptimas. Hasta el momento se ha confirmado el contagio de un médico y están en espera de diagnóstico más de 10, en el marco de la atención del COVID 19.

– Las organizaciones sindicales han resistido el proceso de desmantelamiento y privatización de la salud pública por parte de los distintos gobiernos neoliberales. Saludamos los señalamientos de mejoras salariales y de aumento de presupuesto al sector, esperamos no sea sólo por el periodo de la emergencia sanitaria. Recordemos que los trabajadores de salud de nuestro país han venido afrontando la expansión del dengue, la TBC y otros males en pésimas condiciones de infraestructura y salubridad.

– Exigimos el cumplimiento de la promesa del Presidente de asegurar la dotación de agua potable para los millones de peruanos y peruanas que aún no pueden acceder a ella.

– La subsistencia de millones de trabajadores informales se encuentra en peligro. El anuncio presidencial ha dejado incógnitas, al respecto, que deben aclararse. No debemos olvidar que más del 70% de nuestra economía es informal.

– Finalmente, expresamos nuestra confianza en el pueblo peruano, su unidad, firmeza y temple que nos ha llevado a grandes victorias. El modelo neoliberal que ha sumido a la salud y educación en el abandono y convertido al Estado en subsidiario del mercado, ha mostrado sus límites y se abre la necesidad de una nueva República que abra un nuevo rumbo al país.

                         ¡VIVA EL PUEBLO PERUANO!                                                              
                                                 
                                                 Lima, 16 de marzo de 2010
                                                        
                    BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL