Por: Julio Mendoza García

El Partido Comunista del Perú, después de haber realizado su IX Congreso Nacional, se encuentra en proceso de reordenamiento. Como una de las conclusiones más importantes del Congreso es la necesidad de superar la débil asimilación y aplicación del marxismo leninismo. Como enseñara JC Mariátegui, el aspecto esencial de ML es su metodología. Por eso, es importante conocer los principales elementos conceptuales y metodológicos en el tratamiento de las contradicciones en los fenómenos y objetos de la realidad objetiva.

Cómo marco podemos recordar que tres son los principios fundamentales del conocimiento ML, la Objetividad (partir de la realidad), la Cientificidad (el uso de la metodología científica) la Práctica revolucionaria (aplicación a, contratación con, la práctica y defensa de lo así validado). De ellos el de la objetividad es la primera, no sólo por la estructura lógica de la exposición sino porque, en los hechos, es de la realidad objetiva que surge el conocimiento, pero este último no es cabal sino considera la cientificidad (comprensión dialéctica y aplicación del método científico) y la práctica revolucionaria para la transformación de la realidad.

Veamos pues cuáles son esos principales elementos conceptuales y metodológicos en el tratamiento de las contradicciones.

1     El análisis de las contradicciones es la esencia del método dialéctico.

La “Dialéctica, en su sentido estricto, es el estudio de las contradicciones contenidas en la esencia misma de los objetos”, lo señalaba Lenin. No siendo el único, el análisis dialéctico de las contradicciones, presentes en un objeto o fenómeno, es clave para un diagnóstico y alternativas certeros, en aplicación del principio de la cientificidad del conocimiento.

Es necesario precisar conceptos y procedimientos metodológicos, acerca del estudio y tratamiento de las contradicciones. Es Mao Zedong uno de los que mejor sistematizó la naturaleza y el análisis de las contradicciones y la práctica social consecuente de ello. 

Mao, sobre todo aplicó exitosamente el método de análisis de contradicciones, como lo demuestra, su práctica social, la conducción triunfante de la revolución china.

2     Elementos conceptuales y metodológicos en el tratamiento de las contradicciones.

A continuación, presentamos, en un resumen apretado, una formulación de los principales elementos conceptuales y metodológicos en el tratamiento dialéctico de las contradicciones.

2.1     Aplicación de la ley de la dialéctica “Unidad y lucha de contrarios”

El estudio, el análisis de las contradicciones es en aplicación de la ley dialéctica de la “Unidad y lucha de contrarios”.

Esta ley suele formularse así: Todo objeto o fenómeno contiene, en sí, contradicciones que le son inherentes. Cada contradicción se expresa como la unidad de aspectos contradictorios que luchan (interactúan) entre ellos.

Ejemplo. Una sesión de enseñanza/aprendizaje contiene muchas contradicciones. Así la misma unidad enseñanza/aprendizaje es una unidad de contrarios.

Así cuando enseñamos matemáticas en una sesión de E/A el rigor matemático (de la ciencia) hace una unidad de contrarios con las necesidades didácticas para facilitar el aprendizaje del alumno.

2.2     Aplicación de la Universalidad de la contradicción

Como una ley desagregada de la Ley de Unidad y Lucha de Contrarios.

La universalidad o carácter absoluto de la contradicción significa que:

  1. La contradicción existe en el proceso de desarrollo de toda cosa. No hay fenómeno o ente que no contenga contradicciones, sin contradicción no existiría el mundo.
  2. El movimiento de los contrarios se presenta desde el comienzo hasta el fin del proceso de desarrollo de cada cosa. La interdependencia y la lucha entre los contrarios existentes en cada una de las cosas, determinan su vida e impulsan su desarrollo.

Ejemplos. En la educación granburguesa predominante en nuestro país, que está determinada por las clases explotadoras y opresoras, existe la contradicción entre: sus objetivos ideológicos de reproducir y perpetuar el estado de explotación, como un aspecto, y; la necesidad (de las clases dominantes) de desarrollar mayor instrucción en los trabajadores para mejorar su productividad.

Si esa contradicción es bien manejada por los trabajadores significará para ellos apropiarse de la instrucción para desarrollar y propagar su propia ideología y luchar contra los elementos ideológicos de la educación predominante.

Otro ejemplo, en el currículo. Existe una contradicción entre el currículo oficial (como diseño) y el currículo real. Entre las experiencias educativas institucionalizadas que debe vivir el alumno, prescrita por el documento oficial; versus las experiencias educativas (en el amplio significado de la palabra) reales que vive cada alumno en su respectivo contexto familiar, social, económico y cultural.

También en el PCdelP PR existen un cúmulo de contradicciones. Así tenemos que, si analizamos el Informe Político a su IX Congreso Nacional, implícita o explícitamente aparecen muchas contradicciones. Sucintamente señalaremos tres:

*   EL FORMALISMO. Contradicción, entre los acuerdos que se toman en los organismos de dirección versus su implementación (casi nula) en el casi deficiente aparato partidario.

*   EL ESPONTANEÍSMO. Contradicción, entre la teoría válida del Partido como instrumento de la revolución, versus el espontaneísmo como práctica toma al Partido como mero instrumento de “lucha” entre los meros marcos del régimen burgués. En la situación actual el economicismo sindical o el electorerismo coyunturalista y pragmático son las expresiones más claras del espontaneísmo.

Hay también un conjunto de contradicciones en el Partido, señalamos dos para muestra que la universalidad de la contradicción también aplica en el Partido.

2.3     Reconocimiento y manejo adecuado de la particularidad de la contradicción.

El movimiento de la materia tiene diferentes formas específicas en cada objeto, en cada fenómeno, que es determinada por una contradicción particular que lo caracteriza dándole una identidad propia y distinguiéndolo cualitativamente de otros objetos o fenómenos.

La contradicción particular que caracteriza (identifica) a un objeto o un fenómeno particular, es la que Mao denomina contradicción fundamental (esencial) de esa cosa (fenómeno) particular. Esta es la cuestión esencial de la Particularidad de la Contradicción.

Luego, yendo al tema del método, el estudio de la contradicción fundamental (esencial) en un fenómeno u objeto determinado surge (en lo gnoseológico) de la necesidad de establecer la propiedad característica esencial particular que identifica a ese objeto o fenómeno y la única posibilidad de hacer el análisis dialéctico de las contradicciones es identificando la contradicción fundamental o esencial que determina esa propiedad característica esencial del objeto o fenómeno bajo estudio. Esa es pues, permítasenos insistir, la contradicción fundamental o esencial del objeto o fenómeno bajo estudio.

Mao nos lo dice de otra manera, equivalente: “La esencia particular de cada forma del movimiento de la materia es determinada por la contradicción particular de dicha forma. Esto ocurre no sólo en la naturaleza, sino también en los fenómenos de la sociedad y del pensamiento. Todas las formas sociales y todas las formas del pensamiento tienen, cada una, su propia contradicción particular y su esencia particular”.

¿Por qué es crucial identificar la contradicción fundamental de cada objeto o fenómeno particular bajo estudio? Porque es la forma científica de garantizar la objetividad en el estudio de objetos, fenómenos o situaciones específicas. Sólo así podemos librarnos del dogmatismo. O como subraya Mao:

“A esto se refería Lenin al decir que la esencia misma del marxismo, el alma viva del marxismo, es el análisis concreto de la situación concreta’. En contra de las enseñanzas de Lenin, nuestros dogmáticos nunca usan su cerebro para analizar ninguna cosa concretamente, y en sus escritos y discursos recurren siempre a frases vacías y estereotipadas, introduciendo de esta manera una pésima práctica en nuestro Partido”.

Es también importante anotar que la contradicción fundamental o esencial que caracteriza a cada objeto o fenómeno particular (específico) se inicia con la aparición del objeto (fenómeno) y desaparece sólo con la desaparición del mismo. Asimismo, en un objeto (fenómeno) específico la contradicción esencial (fundamental) no es la única que existe. Existen otras contradicciones. De ellas, cada etapa del desarrollo del objeto (fenómeno) es caracterizado por la contradicción principal que puede desarrollar o retrasar el proceso de la contradicción esencial y existen también las contradicciones secundarias interrelacionadas todas con l contradicción esencial.

Ejemplo. De mucha actualidad. En la vida del Partido siempre está presente una CONTRADICCIÓN ESENCIAL.

¿Cuál es la naturaleza de un Partido Comunista? ¿Qué lo diferencia de otros partidos del pueblo? ¿Qué lo distingue de los partidos de la burguesía, de la derecha? Estas preguntas, desde la metodología, dialéctica se responde en lo fundamental, distinguiendo la contradicción esencial que caracteriza su particularidad como fenómeno social.

En reconocimiento del carácter del Partido, aplicación del método dialéctico del análisis de las contradicciones, y del balance multilateral y complejo de la situación actual del Partido, señalados en el Informe Político al IX Congreso, en el capítulo del Balance de lo actuado y lecciones de lo actuado con posterioridad al 8CN, así como de las propuestas del capítulo El Partido que necesitamos construir podemos concluir que:

LA CONTRADICCIÓN ESENCIAL en (dentro de) el Partido es la que se da:

Entre la defensa, desarrollo y fortalecimiento del carácter marxista leninista del partido (incluye el pensamiento de Mariátegui), proletario, revolucionario, socialista y comunista del Partido, así como la aplicación de su línea política VERSUS la presencia e influencia de ideas, prácticas y estilos ajenos y contrarios a la naturaleza e nuestro partido, principalmente burgueses y pequeñoburgueses, sobre todo neoliberales en la actualidad.


[1] LENIN en Cuadernos Filosóficos”, pág. 263, citado por Stalin en “Cuestiones del Leninismo”. Ediciones en Lenguas Extranjeras. Moscú, 1941. Pág. 639.

[2] Y que la existencia de uno de ellos presupone la del otro.

[3] Cfr. MAO, Zedong. “Cinco Tesis Filosóficas de Mao ZeDong”. Ediciones en Lenguas Extranjeras. Beijing. 1985. Pág. 32.

[4] Íbidem pág. 37.

[5] V. I. Lenin: “Comunismo”, Obras Completas, t. XXXI. Véase “Problemas estratégicos de la guerra revolucio-naria de China, Obras Escogidas de Mao Zedong. Tomo I. Ediciones en lenguas extranjeras. Pekín, 1968.

[6] Los dogmáticos de ese entonces y de siempre precisamente aplican las leyes generales porque se niegan a hacer análisis concreto de la situación concreta.  Pero también eso tenemos con nuestros despistados actúales que renuncian al ML y entonces hacen análisis de situaciones concretas sin usar el “escalpelo” de la dialéctica en el análisis de las contradicciones en un objeto o fenómeno específico, en especial el de la contradicción fundamental. NOTA de Julio Mendoza García.