PRONUNCIAMIENTO

El Partido Comunista del Perú –Patria Roja expresa su ferviente saludo a todos los maestros y maestras del Perú con ocasión de conmemorarse el 6 de julio el Día del Maestro, fecha no solo de celebración y reconocimiento a la labor docente, sino también de reflexión y afirmación de la voluntad de construir otro país, en el que la Educación y el desempeño del magisterio están llamados a jugar un papel fundamental.

No es casual que en las condiciones actuales la educación se encuentre en un abandono clamoroso y la profesión docente se haya desvalorado, que el maestro vea reducidos sus ingresos, sea sometido a presiones y maltratos permanentes, se obstaculice su desarrollo profesional y su realización como ser humano. Para una economía basada en la exportación de materias primas, la inversión en educación, investigación, ciencia y tecnología carece de sentido, lo cual se expresa en el reducido presupuesto asignado al sector, uno de los más bajos en América Latina.

Sumado a ello, el modelo neoliberal ha hecho de la educación un lucrativo negocio privado, desconociendo su condición de derecho humano fundamental que el Estado debe garantizar a todos los peruanos. La privatización de la educación, al igual que la de la salud, es una de las mayores afrentas que la derecha apátrida realiza contra el país y los sectores populares. Hoy resulta evidente que la gran mayoría de centros privados no garantiza una buena educación ni condiciones laborales decorosas para sus docentes.

El maestro tiene la extraordinaria facultad de transmitir no solo conocimientos, sino también valores; trabaja con la mente de las personas y ejerce influencia en sus alumnos, padres de familia y comunidad. En tal sentido, es un poderoso agente para el cambio, para la difusión de la cultura avanzada, para sembrar conciencia y pensamiento crítico. Esto bien lo saben los sectores reaccionarios, por ello su ofensiva para castrarle estas facultades, convertir a los maestros en elementos pasivos, adocenados, alejados de la política y la dinámica transformadora.

Rendimos homenaje a todos los maestros y maestras diseminados en todo el territorio nacional, que cumplen su loable labor en las más difíciles condiciones, agravadas en el presente a causa de la pandemia del COVID-19. El magisterio peruano cuenta con numerosos mártires que han caído víctimas de esta enfermedad; nuestro Partido inclina sus banderas en honor a ellos y expresa sus condolencias a sus familiares.

Invocamos al magisterio nacional a cerrar filas en la defensa de su gremio, el glorioso SUTEP, de su institución previsional, Derrama Magisterial, y el fortalecimiento del Colegio de Profesores del Perú, preservando la unidad, saliendo al frente de la ofensiva desatada por la patronal, la derecha neoliberal y el senderismo, corriente esta última que cumple el papel de moverse en el albañal, echando a andar una sucia campaña difamatoria y corrosiva de la mano de los servicios de inteligencia y los enemigos jurados del magisterio. 

Nuestro Partido respalda las luchas del magisterio, aboga por su valoración, remuneraciones justas, cese el acoso laboral, condiciones adecuadas de trabajo, apoyo a su desarrollo profesional. Junto a los maestros y maestras del Perú redoblemos los esfuerzos de unidad y confluencia con los diversos sectores populares para abrir un nuevo rumbo a nuestra patria, levantando las banderas de ¡NUEVA CONSTITUCIÓN PARA NUEVA REPÚBLICA!

¡OTRO PERÚ ES POSIBLE, JUNTOS PODEMOS LOGRARLO!

Lima, 02 de julio del 2020

Buró Político del Comité Central