Autor: Gladys Maura Olórtegui Parra

Agustín Sánchez, Eduardo Montenegro, Enrique Ayala, Enrique Yataco, Gilmer Cóndor, José Vegas, Julio Cordero, Julio Páucar, Liliana Velarde, Luberliz Cáceres, Luiz Mendoza, Manuel Alvarado, Nancy Mejía, Wilson Paredes. ¡Gloria eterna a nuestros camaradas!

Esta pandemia no ha tenido piedad con nadie y no ha sido ajeno a nuestro partido y se ha llevado a nuestros mejores cuadros hombres y mujeres algunas de no tan avanzada edad, a jóvenes también, todo este dolor causado ha servido de mucha reflexión sobre el cuidado de nuestra salud, sobre nuestra alimentación y una cultura de prevención de nuestra salud; y sobre todo el accionar en forma oportuna y eficaz ante estas circunstancias, nuestras acciones de solidaridad con nuestros  militantes y sus familias, que tanto reclaman la presencia de su padre, madre hermano (a), hijo (a) en el crecimiento y desarrollo familiar, ausentes por darlo todo por un cambio verdadero de nuestra sociedad, a los que han dado su vida o lo siguen dando a todo riesgo de su salud y la vida de cumplir sus sueños cercano o lejano en su constante persistencia y resistencia como un revolucionario entrega aunque aún no esté en batalla.

Nuestro reconocimiento a los que dejaron este mundo pero sigue vigente su lucha y sus sueños por un mundo mejor, a quienes abrazamos las banderas rojas con la hoz y el martillo del Partido Comunista del Perú Patria Roja, luchemos por una salud pública para nuestro pueblo en mejores condiciones preventivas de la salud para no seguir viendo desastrosas y lamentables pérdidas humanas, estar preparados para eventuales circunstancias no sabemos que pandemia más vendrán y nuestro partido debe está a la altura de prever y proteger a sus militantes soldados de lucha contra este sistema Neoliberal, organizar a las masas para hacerle frente hasta el derrocamiento por la felicidad de nuestro pueblo, sus muertes no serán en vanos  porque en medio de pandemia seguía nuestras luchas.