El 03 de julio del 2020 a las 6:00 am, a vísperas de celebrarse el día del maestro peruano, ha subido al pódium de la eternidad un grande, un triunfador empedernido, un amante del deporte de todas las disciplinas, un cumplidor de sueños de cientos de jóvenes que han buscado siempre un guía que los lleve a la conquista del ansiado título.

Ha subido al pódium de la eternidad el Profesor Wilson Paredes Pérez, para que, en esta oportunidad, ubicado en lo más alto del escenario, le dirijamos nuestras miradas de agradecimiento y le hagamos una condecoración póstuma por todos los títulos que nos regaló al deporte yurimagüino tanto en el ámbito local, regional y nacional.

Un gran número de clubes deportivos por donde pasó como futbolista y luego como entrenador lamentan su partida y extienden su agradecimiento por lo logros alcanzados.

Cientos de jóvenes a quienes dirigió y con quienes compartió momentos de gloria, lloran su desaparición física por la pérdida de un maestro, de un compañero, de un amigo.

Miles de niños a quienes inculcó el amor al deporte para una vida sana, y con triunfos, recordarán con alegría de haber tenido un conductor que les llevó de la mano para dedicarse a una actividad que les ayude a desarrollarse integralmente.

Profesor Wilson Paredes Pérez, los amantes del deporte y el pueblo no te olvidaremos, ahí estarán siempre las huellas dejadas, las canchas recorridas y los triunfos alcanzados, como ejemplos vivos para que las generaciones futuras, sigan tu ejemplo.

Se comunica a los amigos que sus restos serán velados y sepultados en la ciudad de Tarapoto.

Profesor Wilson Paredes Pérez, ¡descansa en paz!

¡Cuando un maestro muere, nunca muere la esperanza de un mundo mejor para todos!