En Homenaje a los Mártires de la Jornada de las 8 horas:

¡CON EL EJEMPLO DE MARIÁTEGUI, CONTINUEMOS LA LUCHA POR LA EMANCIPACIÓN SOCIAL Y NACIONAL DE LA CLASE OBRERA Y LOS TRABAJADORES, JUNTO AL PUEBLO!

¡Por una clase trabajadora con conciencia e independencia de clase

que luche por una Nueva República y un nuevo Estado!

El neoliberalismo busca fortalecer su hegemonía; el campo popular, su unidad y lucha

Hoy, la empresa, el mercado y el Estado han sido restructurados por el capitalismo neoliberal en favor del gran capital y la burguesía y sus diversas facciones, adecuando la democracia representativa liberal a estos mismos intereses, pretendiendo seguir hegemonizando con su anunciada Política Nacional de Competitividad y Productividad y su respectivo Plan hasta el 2030. Por su parte, las fuerzas del campo popular  –sindicales, sociales y políticas–, realizan esfuerzos por solucionar su atomización, dispersión y desarticulación, sin lograr aún resultados, debido a la ausencia de una plataforma programática unitaria.

Este es el contexto político sobre el cual conmemoramos el Primero de Mayo, Día Internacional de los trabajadores. Otro fue el del insurgente movimiento obrero peruano y de nuestros mártires, que al enfrentarse a la coalición terratenientes, burguesía comercial y la industrial, supo derrotarla políticamente en el campo reivindicativo-económico, lo que significó un avance estratégico en la constitución de un proletariado peruano. Siguiendo su ejemplo, con una visión integral, dialéctica, de unidad y frente único, DERROTEMOS A LA DERECHA NEOLIBERAL, corrupta y mafiosa.

Primeras conquistas de las 8 horas y sus influencias ideo-políticas

A mediados del siglo XIX, la aplicación de la ciencia y la tecnología a la economía produjo la llamada segunda revolución industrial, que fortaleció el capitalismo implicando mayor dureza en el trabajo y en las condiciones de vida del proletariado; agravándose dichas condiciones con la imposición de jornadas de hasta dieciocho horas.

Estas condiciones motivó en los trabajadores una toma progresiva de conciencia de su situación social y económica, y su asociación en sindicatos; influenciados por el anarquismo, corriente ideológica imperante por entonces –que postulaban libertad y justicia–, impulsaron en Europa el sufragio universal y la reducción de la jornada laboral, y en Estados Unidos, con el lema “¡8 horas de trabajo, 8 horas de descanso y 8 horas de cultura!”, la jornada de 8 horas.

En 1869, obreros estadounidenses anarquistas fundaron la Liga de las 8 horas para realizar campañas en favor de esta jornada; en 1871 en Francia, obreros y el pueblo, orientados por el socialismo científico –que postulan gobierno de los trabajadores y el pueblo–, tomaron por dos meses su capital para gobernarla, históricamente conocida como la Comuna de París.

Dos acontecimientos, dos ideologías proletarias, influyeron en 1886 para que el movimiento obrero, en Chicago, Estados Unidos, lograran la jornadas de 8 horas. Fueron Spies, Parsons, Schawab, Lingg, Engel, Fielden, Neebe y Fischer, quienes como representantes del combativo proletariado estadounidense enfrentaron a las falsamente acusaciones de la “justicia” burguesa, siendo algunos de ellos ejecutados y otros presos a perpetuidad. En 1893, en un nuevo juicio, fueron declarados inocentes.

La conquista de las 8 horas en el Perú y sus acciones heroicas y formación ideológica en cierne

El movimiento obrero en el Perú empezó a transitar hacia su madurez para convertirse en clase proletaria, precisamente, cuando en 1904 los portuarios  del Callao reclamaban la jornada de 8 horas –siendo asesinado Florencio Aliaga, primer mártir del proletariado–, y en 1905, la Federación de Panaderos Estrella del Perú con Manuel Caracciolo Lévano y Manuel Gonzales Prada, con su discurso El intelectual y el obrero,  lanzaran formalmente en el Perú la lucha por la jornada de las 8 horas.

El proceso de luchas proletarias –sindicales e ideológicas–, orientadas a reclamar aumento de salarios, y principalmente, la jornada de las 8 horas, prosiguió: huelga de obreros de Vitarte (1906), aparición del Centro Socialista 1° de Mayo, que editó El Oprimido (1907); paralización de portuarios de Chancay, Callao y Huacho, logrando 9 horas (1908), lucha de ferroviarios de Cerro de Pasco, logran 9 horas (1909), huelga de mineros de C. de Pasco (1910); surgimiento del grupo La Protesta con Manuel Gonzales Prada impulsando el sindicalismo y las 8 horas, con escritos sobre “nuevas doctrinas sociales”, e impulsando un Paro General de Solidaridad con los trabajadores de Vitarte que reclamaban jornada de 8 horas, asimismo “una instrucción más amplia y científica”; llamaban a la unidad“ dejando el odio entre trabajadores y fábricas” (1911); el proletariado rural de Casagrande sufre una matanza (1912); constitución de la Federación Obrera Marítima y Terrestre (nov. 1912), que conquistó para el Callao la jornada de 8 horas en enero de 1913; aparece en La Protesta un artículo de Delfín Lévano, La Emancipación Económica, Moral y Política de los obreros por su propia acción (1913); La Protesta impulsa la primera lucha antimperialista al promover exitosamente un boicot contra barcos de la empresa Duncan exigiendo reposición de obreros despedidos de Talara-Negritos con cuya indemnización se fundó la Imprenta Proletaria (1914).

La aceptación de la Jornada de 8 horas en el Callao por Guillermo Billinghurst, entonces presidente de la República, y el flujo de luchas populares, fueron pretexto de la oligarquía para derrocarlo e imponer al general Oscar R. Benavides, y luego a José Pardo.  El movimiento obrero continúa con sus luchas: huelga de textiles de Vitarte (1914), campesinos apoyan con víveres y ollas comunes a trabajadores de Huacho, Jauja (1915), se funda la Unión de Trabajadores en Tejidos del Perú (1916), huelgas en Huacho de 1916-1917: Irene Salvador y Manuela Chaflajo, primeras mujeres mártires…

Los elevados precios internacionales del algodón y la azúcar luego de la Primera Guerra Mundial, 1918, favorecieron con grandes ganancias a los terratenientes, los grandes comerciantes y la naciente burguesía industrial, y más aún cuando convierten grandes extensiones de terrenos para el sembrío de estos productos, en vez de dedicarlos a productos alimenticios; imponiendo, además, jornadas laborales de esclavitud de 14-16 horas, sumiendo a las masas populares en el hambre y la miseria.

Este empeoramiento de las condiciones de vida generó malestar y descontento, canalizado por el anarquismo, que antes de la conflagración mundial había realizado un trabajo político en el seno de los trabajadores fundando sindicatos; en estas nuevas circunstancias el movimiento obrero es dirigido por el anarco-sindicalismo para enfrentar a la derecha civilista, logrando conquistar un 15 de enero de 1919 –después de una retahíla de paralizaciones obreras–, la Jornada laboral de 8 horas para todo el país.

El Partido Comunista del Perú, Patria Roja, por intermedio de su Comisión Nacional de Frente de Masas y de la Subcomisión Nacional Obrero Sindical, SALUDA a la clase obrera y los trabajadores en esta fecha, y REAFIRMA su IDENTIFICACIÓN con sus intereses concretos e históricos, y LLAMA al movimiento sindical y popular –asumiendo una visión integral, de conjunto, concreta y con perspectivas–, a LUCHAR por una Nueva República, con un Proyecto Nacional que la oriente políticamente, y una Nueva Constitución Política como sustento jurídico; alternativa que enlazada con las del movimiento sindical, generará los cambios que la Patria exige. Tarea que no contradice aquellas de carácter histórico, referida a la clase obrera: constituirse en clase social, desenmascarar y derrotar la dominación burguesa, y erigirse, junto al pueblo, en directores de los destinos de nuestra Patria.

                                                                                       Lima, mayo de 2019

¡VIVA EL SOCIALISMO! ¡VIVA EL PCdelP-Patria Roja!

¡VIVA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA CLASE TRABAJADORA!

¡A LAS BASES, A LAS MASAS, A LA ACCIÓN POLÍTICA!

¡SOLIDARIDAD CON LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE LA RENIEC, CAMPESINOS Y PARO AGRARIO DEL 13 DE MAYO!

¡MOVILIZACIÓN EL 1° DE MAYO, A LAS 9:30 a.m. AV. 28 DE JULIO, MONUMENTO A MARIÁTEGUI!

Secretaría Nacional del Frente de Masas