“…se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”,con estas palabras proféticas de Salvador Allende, a un año de las movilizaciones de millones de jóvenes por las alamedas de Chile, hartos de los atropellos de cuarenta años de neoliberalismo salvaje, lograron abrir el curso por un Chile mejor. Sebastián Piñera a regañadientes para evitar la caída de su gobierno, aceptó la convocatoria del plebiscito que ayer aprobó acabar con la constitución pinochetista y elaborar una Nueva Constitución con un rotundo 78 %.  de aprobación.  Este es un gran triunfo inicial del combativo pueblo chileno.

Se abre ahora una intensa etapa de lucha política. Las castas dominantes y su gobierno neoliberal no dejarán consumar las aspiraciones populares y perder sus privilegios. Han puesto escollos para la aprobación de la Nueva Constitución a pesar de que el pueblo chileno optó la mejor alternativa que se le dio a escoger: una Convención Constitucional  paritaria con representación de los pueblos originarios. Sin embargo, la Nueva Constitución debe aprobarse con los 2/3 de votos de la Convención y con plebiscito que, sin duda, estarán bajo acoso de todo tipo con bombardeo  mediático del neoliberalismo y del  gobierno de Piñera.

Siguiendo su gesta heroica, tenemos la certeza de que el pueblo chileno seguirá con unidad, concientizado y en movilización amplia, a enfrentar con éxito este nuevo reto. La Nueva constitución sin duda  recogerá sus aspiraciones más sentidas de democracia participativa y una reforma económica y social que destierre el neoliberalismo y se consagre sus derechos a educación gratuita de calidad, salud y vivienda accesibles y empleo digno

La amplia movilización juvenil de octubre del 2019 se tiró abajo el mito que armó la derecha internacional y el imperialismo de que Chile  era el paraíso neoliberal de desarrollo y orden social. Se  mostró así el gran descontento acumulado en décadas de oprobio, desigualdad y sufrimiento. Ahora el pueblo chileno tiene la oportunidad y el reto  de construir un nuevo referente internacional en su patria, libre de neoliberalismo con su capitalismo salvaje, con un Estado y sociedad democratizada, de justicia social y plurinacional.

¡AL PUEBLO CHILENO LE ESPERAN NUEVAS Y GRANDES VICTORIAS!

Lima, 27 de octubre del 2020

BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL