EL PUEBLO QUIERE CAMBIOS DE VERDAD ¡CIERRE DEL CONGRESO, NUEVA CONSTITUCIÓN PARA NUEVA REPÚBLICA!

  1. En el referéndum del 9 de diciembre la gran mayoría de peruanos ha respaldado las reformas propuestas por el Ejecutivo con la expectativa que se profundice la lucha contra la corrupcióny la impunidad, que se termine la prepotencia del fujiaprismo en el Parlamento,que disminuya la violencia, criminalidad e inseguridad ciudadana. No es un espaldarazo a la gestión del gobierno, sino su apuesta a que se produzcan cambios de verdad.
  2. La convocatoria al referéndum representa una hábil maniobra política del presidente Vizcarra que,sintonizando con el humor de la población, le permitió arrinconar a la oposición fujiaprista, debilitar la protesta popular y la creciente exigencia al cierre del Congreso, nuevas elecciones y nueva Constitución, a la vez que desviar la atención de las medidas que, empeñado como está en profundizar el modelo neoliberal, viene implementando en contra de los intereses nacionales para favorecer a las grandes empresas extranjeras, de los trabajadores a través de una mayor flexibilización laboral, de las comunidades campesinas y nativas que sufren los efectos del extractivismo indiscriminado, de la economía popular víctima de la usura de entidades financieras y empresas de servicios.
  3. A contrapelo de lo que asegura el presidente en su mensaje de fin de año, conforme lo hemos manifestado en pronunciamientos anteriores, tales reformas son insuficientes para enfrentar eficazmente la corrupción y descomposición moral que afecta a las instituciones del Estado y al conjunto de la sociedad; tampoco resolverán la crisis política existente. La defensa cerrada que hacen el gobierno y el conjunto de la derecha neoliberal del modelo en curso y la espuria Constitución fujimorista, hacen imposible la regeneración moral, el saneamiento de las instituciones del Estado, la re orientación de la economía para garantizar el progreso y el bienestar de las mayorías.
  4. En consecuencia, nos ratificamos en la exigencia del cierre inmediato del Congreso, nuevas elecciones y nueva Constitución para una nueva república, lucha que no debe estar divorciada de la defensa del empleo, los derechos laborales, el medio ambiente, integridad delas comunidades campesinas y nativas, la economía familiar, de la salud y educación pública y de calidad para todos.
  5. Persistimos en la convocatoria ala movilización de los más amplios sectores populares, democráticos,progresistas y de izquierda levantando estas banderas con independencia política, forjando la unidad al calor de la lucha, fortaleciendo a las organizaciones desde las bases, entablando de manera consecuente la lucha de ideas y abriendo paso a una nueva cultura política, distinta por su forma y contenido a la vieja herencia que han impuesto las clases dominantes. Solo así estaremos en condiciones de aprovechar la extraordinaria oportunidad histórica que se abre en el presente para abrir un nuevo rumbo a nuestra patria.

Lima, 12 de diciembre del 2018.

Buró Político del Comité Central