PRONUNCIAMIENTO

La descomposición del Estado y la sociedad neoliberal es un hecho indiscutible. La bribonería, la ausencia de ética y escrúpulos, los comportamientos insultantes de gobernantes y funcionarios públicos del más alto al más bajo escalón, indolentes con el padecimiento y las privaciones que afectan a la gran mayoría de peruanos y peruanas, son manifestaciones de la degradación de la política a que ha conducido este modelo regido por el afán del lucro, el egoísmo, el individualismo extremo.

Vizcarra y los altos funcionarios comprometidos con el aprovechamiento ventajista de las vacunas, son solo eslabones de una larga cadena, solo un puñado de la montaña de logreros, demagogos, mentirosos, felones que han infestado el Estado para llenarse los bolsillos y gobernar para los poderosos.

Tal es el grado de descomposición e impunidad, que en el actual proceso electoral, personajes que deberían estar pagando sus fechorías tras las rejas, participan como candidatos, favorecidos por las encuestadoras, empresarios privados y medios de comunicación. La doble moral y el doble discurso es práctica común de las clases dominantes decadentes, pues la defensa de sus privilegios está amalgamada con prácticas corruptas y conductas delictivas.

Basta ya, de vivir en este fango en el que las clases dominantes han hundido al Perú. Las reservas morales, la fuerza para salir de este hoyo y abrir un nuevo rumbo están en los sectores populares, en su conciencia, su organización, su capacidad de lucha que se pone de manifiesto en los momentos más dramáticos. Con Verónika Mendoza y JP conquistemos un gobierno democrático, patriótico, de regeneración moral; ¡cerremos este ciclo de oprobio y refundemos el Perú con una nueva Constitución!

¡OTRO PERÚ ES POSIBLE, JUNTOS PODEMOS LOGRARLO!

Lima, 15 de febrero de 2021

Buró Político del Comité Central