EL MORBO Y LA GATA

Por: Augusto Lostaunau Moscol *

Le dicen “La Gata”. Y sólo es una de esas tantas jovencitas que han sido invadidas por los medios de comunicación que transmiten morbo las 24 horas del día. Es una representante visible de una generación que a muy corta edad ya está cancelada. Creció viendo a los cómicos ambulantes y toda la agresión que ello significó. Creció escuchando y bailando perreo donde la mujer es cosificada a niveles insospechados. Creció en una sociedad que al despedirse te aconseja que te cuides. Creció entre mototaxis y combis asesinas. Creció en el Perú sometido por el inhumano modelo neoliberal. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

Está acusada de haber asesinado a dos personas. Y se pide que se le encarcele por varios años. Ella nació en la década de 1990. Década en la cual el gobierno liberaba asesinos de estudiantes universitarios y de vecinos de quintas en Barrios Altos. Años en que Madre Mía se cobraba todas las víctimas que deseaba. En que se electrocutaban esposas y se quemaban detenidos en los sótanos de los edificios militares. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

Se dice que “La Gata” ha posado desnuda en varios vídeos y fotografías. En el país donde para ser congresista hasta se ponen un 13 en las nalgas. En el país donde para ser reconocida se debe acostar con medio mundo y publicarlo en las redes sociales. Donde un diario tiene una página llamada “las malcriadas”. Donde las cantantes deben mostrar el trasero para tener ventas de discos y ser contratadas como teloneras de las bandas extranjeras. Donde una “actriz” orina en la vía pública. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

Se dice que “La Gata” ha robado. En un país que tiene ex presidentes presos por casos de corrupción. Un país que tiene un ex presidente prófugo acusado de corrupción. Un ex presidente cuyos delitos de corrupción prescribieron por obra y gracia del espíritu de la corrupción existente en el Poder Judicial. Un país con un presidente que se niega a asistir a una comisión investigadora. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

Se dice que “La Gata” tiene vídeos corruptos. En un país donde existen miles de vídeos donde se aprecia a dirigentes de todos los partidos políticos recibiendo dinero de un ex asesor hoy preso. Vídeos donde se aprecian empresarios recibiendo dinero. Militares jurando participar en política a cambio de dinero. Artistas recibiendo dinero a cambio de hacer programas a favor de una dictadura cleptómana. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

No cabe duda que “La Gata” nació y creció en un país donde la podredumbre llega a niveles insospechados. Donde un puente se cae o se desloma y nadie investiga. Donde existe plata como cancha o plata que llega sola. Donde el gas jamás bajó a 12 soles. Donde se roban las donaciones para los afectados del perversamente denominado Fenómeno del Niño Costero. Donde se baja la intensidad de un terremoto. Donde se roban el dinero de las víctimas de un terremoto. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

“La Gata” ha cometido delitos y los debe pagar. Ha cometido errores y los está pagando. Ha cometido pecados y su confesor la tendrá que perdonar. Pero, ¿cuándo los que han robado al país serán juzgados y condenados? ¿Cuándo los asesinos de periodistas, estudiantes, docentes, campesinos, nativos, comuneros, ambulantes, etc. irán a prisión?

No cabe duda que todo esto es parte del morbo. Y ahora ella es la culpable de todos los grandes males del país.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.