EL FANTASMA ROJO… ¡VIVE!

CELEBREMOS LOS 200 AÑOS DEL NACIMIENTO DE CARLOS MARX

Por: Mario Tejada T.

Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma. Estas famosas palabras introductorias del Manifiesto Comunista fueron escritas hace 140 años, cuando nuestro país vivía en plenas guerras intestinas entre caudillos militares, y todavía no habíamos sufrido esa derrota ignominiosa que fue la Guerra con Chile. Las clases sociales burguesía y proletariado, que fueron las que gestaron el capitalismo a nivel mundial y que son analizadas magistralmente por Marx y Engels, brillaban por su ausencia en nuestro territorio.

El capitalismo en nuestra época ha convertido al mundo en una aldea. El desarrollo de la ciencia y la tecnología, particularmente la nanotecnología, ha hecho posible que en una pequeña pantalla del tamaño de una mano, podamos apreciar en tiempo real lo que sucede al otro lado del mundo. Esta realidad inimaginable hace pocas décadas la hizo posible el capitalismo. Pero si bien en sus formas este modo de producción ha cambiado, en su naturaleza no. El histórico mérito de Marx es haberla desentrañado, por ello la actualidad del célebre Manifiesto.

CAPITALISMO Y LUCHA DE CLASES

La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de la lucha de clases. Partiendo de esta constatación científica, Marx y Engels analizan la esencia de las dos clases que hacen al capitalismo su existencia posible, al señalar: Nuestra época, la época de la burguesía, se distingue, sin embargo, por haber simplificado las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases, que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado.    

Hoy, la burguesía a nivel mundial ha desvirtuado en el imaginario popular esta verdad, al dividir a la sociedad en estamentos, así tenemos el estamento a, el b, c y d entre otros. E inclusive en la izquierda, y los marxistas entre ellos, se señala clase a, b, etcétera desvirtuando así las contradicciones de clase y la lucha por la emancipación de los explotados. Se ha llegado a grados extremos, diciendo que es la clase media, la que define los cambios que puedan realizarse en un país.   

CAPITALISMO, BURGUESÍA Y ESTADO

Igualmente, el Manifiesto marca a fuego una verdad que los burgueses y sus adláteres tratan de ocultar: El Gobierno del Estado moderno no es más que una junta que administra  los negocios comunes de toda la clase burguesa. En los últimos meses en nuestro Perú queda demostrada con claridad esta certeza, con los diversos casos de corrupción cuya podredumbre está corroyendo a todo el aparato estatal, y nuestra burguesía se ha desnudado en su verdadera naturaleza.

CAPITALISMO, IMPERIALISMO Y CRISIS ECONÓMICAS CÍCLICAS

Producto del lenguaje que se empleaba hace casi un siglo y medio, Marx y Engels revelaron la expansión del capitalismo a nivel mundial y el inicio del Imperialismo, hecho que las grandes potencias tratan de encubrir: … (La burguesía) Del mismo modo que ha subordinado el campo a la ciudad, ha subordinado los países bárbaros o semi bárbaros a los países civilizados, los pueblos campesinos a los pueblos burgueses, el Oriente a Occidente.

En otro aparte afirma: Las relaciones burguesas de producción y de cambio, las relaciones burguesas de propiedad, toda esta sociedad burguesa moderna, que ha hecho surgir como por encantos tan potentes medios de producción y de cambio, se asemeja al mago que ya no es capaz de dominar las potencias infernales que ha desencadenado con sus conjuros… Las relaciones burguesas resultan demasiadas estrechas para contener las riquezas creadas en su seno. ¿Cómo vence esta crisis la burguesía? De una parte, por la destrucción obligada de una masa de las fuerzas productivas; de otra, por la conquista de nuevos mercados y la explotación más intensa de los antiguos. ¿De qué modo lo hace, pues? Preparando crisis más extensas y más violentas y disminuyendo los medios de prevenirlas. 

CAPITALISMO, TRABAJADORES Y SU ROL POLÍTICO

 La genialidad de los creadores del marxismo se hace presente con esta aseveración de la naturaleza de las crisis cíclicas del capitalismo. La última, y que todavía no termina, ocurrida en este siglo, más precisamente en el 2008, confirma una vez más la contemporaneidad del Manifiesto al señalar las principales tesis de la naturaleza del capitalismo.

Una enseñanza que no debemos olvidar es  la superación del sectarismo en nuestro quehacer político. Así se menciona: Los comunistas no forman un partido aparte, opuestos a los otros partidos obreros. Para continuar: No tienen intereses que los separen del conjunto del proletariado. Afirmando: No proclaman principios especiales a los que quisieran amoldar el movimiento proletario.

Luego señala el destino de nuestro accionar político: El objetivo inmediato de los comunistas es el mismo que el de todos los demás partidos proletarios: constitución de los proletarios en clase, derrocamiento de la dominación burguesa, conquista del poder político por el proletariado.

A pesar del tiempo trascurrido, se sigue mintiendo al afirmar que los comunistas persiguen la abolición de toda propiedad. El marxismo es categórico al respecto:   El rasgo distintivo del comunismo no es la abolición de la propiedad en general, sino la abolición de la propiedad burguesa.

EL ANTIDOGMATISMO MARXISTA Y MARIÁTEGUI

Vale recalcar que el marxismo no es una religión, no es un dogma. Lo más peligroso es leerlo, estudiarlo, como si fuera La Biblia. Ya en Engels y Marx, cuando se imprime su segunda edición luego de solamente transcurridos 25 años advertían: Aunque las condiciones hayan cambiado mucho en los últimos veinticinco años, los principios generales expuestos en este Manifiesto siguen siendo hoy, en grandes rasgos, acertados. Algunos puntos deberían ser retocados. El mismo Manifiesto explica que la aplicación práctica de estos principios dependerá  siempre y en todas partes de las circunstancias históricas existentes, y que, por tanto,  no se concede importancia excepcional a las medidas revolucionarias enumeradas al final del Capítulo II.

Marx y Engels descubrieron las leyes que rigen el capitalismo, principalmente en el aspecto económico. Como Mariátegui, el mejor homenaje que podamos realizar al cumplirse 200 años del nacimiento de Marx, es estudiar y analizar el capitalismo peruano y sus clases sociales para transformar nuestro Perú, peruanizándolo. He aquí una gran tarea para que el Fantasma Rojo camine con paso firme por nuestro país, haciendo sentir con mayor fuerza su presencia   para la fecha que la cultura y la historia oficial ha denominado: Bicentenario de nuestra Independencia Nacional.