DÍA DE LA IDENTIDAD NACIONAL: 24 DE JUNIO

DÍA DE LA IDENTIDAD NACIONAL: 24 DE JUNI

HOMENAJE A LOS TRABAJADORES AGRÍCOLAS Y

A LOS HERMANOS CAMPESINOS E INDÍGENAS

 

La agricultura es una de las actividades económicas fundamentales para la vida humana, nuestros preincas e incas la desarrollaron con eficacia, dándole la prioridad que le corresponde, los productores agrarios, los campesinos, los pueblos originarios o indígenas son herederos de esta gran tradición agrícola.

Hoy tenemos un Estado neoliberal que funciona como tal y se encuentra sometido al merado; es decir, al CAPITAL. El Estado subsidiario que consagra la Constitución fujimorista de 1993, es justamente ese ESTADO CASTRADO al servicio del gran capital de las transnacionales. Por ello, el Partido Comunista del Perú-Patria Roja fiel a sus principios reivindica al hombre andino y amazónico, reconociendo la importancia de su labor para el desarrollo de la patria.

Esta fecha fue instaurada por el presidente Augusto B. Leguía, mediante el Decreto del 23 de mayo de 1930, como DÍA DEL INDIO posteriormente, el presidente Juan Velasco Alvarado cambió por el DÍA DEL CAMPESINO, mediante la Ley, el 24 de junio de 1969 que decretó la Reforma Agraria 17716, como herederos ancestrales de nuestra cultura andina, amazónica, originaria y su cosmovisión.

El Perú es uno de los países con mayor diversidad cultural en el mundo, con 85 pueblos indígenas u originarios preexistentes al Estado peruano, organizados principalmente en mas de 10 mil comunidades campesinas y nativas; alrededor de 5 mil  rondas campesinas que ejercen derechos territoriales y derechos de jurisdicción especial en casi la mitad del territorio nacional, en la costa como en los andes y la Amazonía; los pueblos indígenas u originarios son los guardianes de la Madre Tierra ante un modelo económico neoliberal y de corte extractivo que depreda la naturaleza y acelerará los impactos de cambio climático. El Estado peruano, desde su nacimiento, ha excluido a los pueblos indígenas u originarios y ha ejercido en forma sistemática una política de asimilación cultural con prácticas racistas, genocidas, patriarcales y monoculturales de colonización mental.

Exigimos:

  • Que, el Estado peruano garantice el ejercicio del derecho a decidir nuestro desarrollo, sobre la base de planes de vida comunales que nos son propios, elaborados e implementado a partir de nuestros saberes y prácticas con rescate de la reciprocidad y nuestros conocimientos incluidos nuestros sistemas de adaptación al cambio climático, transformación de nuestras materias primas y fomento de la agricultura ecológica y orgánica.
  • Que, el Estado peruano promueva el fortalecimiento de nuestra identidad cultural mediante adecuados y efectivas políticas de educación intercultural bilingüe, para garantizar la formación y el desarrollo de nuestros niños, niñas y adolescentes, con orgullo de los saberes y prácticas ancestrales.
  • Que, el Congreso de la República debate y lleve a cabo una profunda reforma del sistema electoral a fin de establecer mecanismos que garanticen no solo la participación, sino el acceso efectivo de los representantes de nuestros pueblos y de las mujeres indígenas, campesinos en los niveles de gobierno nacional, regional y local.
  • El Poder Judicial implemente de manera efectiva al enfoque intercultural en los procesos judiciales en los que se encuentren inmersos ciudadanos y ciudadanas indígenas, en especial en las que se discutan sus derechos fundamentales y colectivos y además promueve e instaure mecanismos de coordinación entre la justicia ordinaria y la justicia especial entre los sistemas de justicia, respetando la vigencia de pluralismo jurídico igualitario.
  • El Estado peruano implemente políticas con enfoque de género que prevengan y erradiquen la violencia hacia las mujeres indígenas y perfeccione los mecanismos de intervención y acceso a la justicia, de manera que las mujeres indígenas, adolescentes y niñas puedan ejercer su derecho a una vida libre de violencia.
  • El Estado peruano derogue todas las normas que propugnan el despojo de nuestras tierras y territorios, la discriminación, el racismo y la violación de nuestros derechos fundamentales y colectivos y reconozca y dé cumplimiento a los Tratados y Resoluciones Internacionales como que se archive el D.L. 925/2016C.R. contra la Rondas Campesinas y Comunales que quieren poner al mismo nivel a los “Comités de Autodefensa” o “Comités Paramilitares” que son de obligatoriedad de los derechos de los pueblos organizados en comunidades campesinas, nativas y rondas campesinas en todo el Perú.
  • Que, el Estado peruano garantice el ejercicio del derecho a la protesta, de modo que ponga fin a la persecución de los líderes y lideresas, derogue todas las normas de criminalización, archive los procesos judiciales seguidos en su contra y disponga su libertad.

El 24 de junio debe ser un día de lucha, combate y de reflexión profunda en el campesinado, nativo y productores agrarios, junto al pueblo peruano, saliendo a las calles, vigilante de este gobierno antiagrario, antiindígena, anticampesino; impulsando como tarea histórica, las luchas de masas contra la política neoliberal; organizar la oposición democrática y patriótica con la consigna estratégica de una ¡GRAN UNIDAD PARA UN GRAN CAMBIO!

Nos solidarizamos con los trabajadores del campo y ciudad que están luchando, así como con los pueblos que luchan contra el imperialismo.

¡POR UNA AGRICULTURA EFICIENTE,

SOSTENIBLE, DE PROMOCIÓN Y PROYECCIÓN DE LOS PRODUCTOS!

¡ARCHIVAMIENTO DEL PROYECTO DE LEY 925/2016

CONTRA LAS RONDAS CAMPESINAS Y COMUNALES!

¡ABAJO LOS COMITÉS DE AUTODEFENSA PARAMILITARES!

¡PATRIA ROJA… VENCEREMOS!