DEMOCRACIA DESDE LAS CALLES

Está clara la estrategia que ha terminado en el indulto construido al mejor estilo montesinista. Se tramó hace tiempo. El salvataje de los 10 votos de Kenyi fue la coronación de la maniobra. Kuckzinski jugó su papel artero. Engañó al pueblo y a su propia gente.

Junto con el fujimorismo representan la descomposición de un sistema y de un modelo de política, de gobernanza y moral que no se puede tolerar más.

Se burlan del país. Trafican con la democracia. Degradan la moral pública.

Sólo desde el pueblo consciente de esta realidad, corajudo, organizado y unido, que se toma las calles como demostración de fuerza y de verdadera gesta democrática, se puede abrir un nuevo curso para el país.

Esta es la marcha iniciada la noche de ayer, continúa hoy y que no debe parar hasta terminar con la banda de corruptos que gobiernan el país. ¡Nuevas elecciones,  ya!

¡Viva el pueblo! ¡ Viva la patria!

ALBERTO MORENO ROJAS