1. El plan sedicioso de la ultraderecha está en progreso. Esta vez el tinglado se concreta con la moción de vacancia presentada por la vice presidenta del Congreso, Patricia Chirinos, y respaldada por las bancadas de Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País; medida que se conjuga con la campaña mediática y la acción de los grupos empresariales, grandes defensores del modelo neoliberal y la espuria Constitución fujimorista que lo sustenta. Todos los sectores que apostamos por el cambio democrático y patriótico debemos rechazar y cerrar filas frente a esta intentona autoritaria ultraderechista.
  2. La postura y errores del gobierno de Pedro Castillo facilitan esta ofensiva reaccionaria. No es el mejor camino colocarse a la defensiva, perder iniciativa y hacer concesiones a una derecha insaciable que nunca se dará por satisfecha. Tampoco rodearse de improvisados, mediocres y logreros que no marcan ninguna diferencia con la política decadente y corrupta de las clases dominantes. Menos, asumir una política divisionista y controlista de las organizaciones populares, como ocurre con el magisterio y las rondas campesinas. La única manera de derrotar a la derecha y llevar a cabo los ofrecimientos de campaña es forjando la más amplia unidad política, social y cultural, demostrar disposición y voluntad para lograrlo, mantener al pueblo movilizado y dispuesto a la lucha.
  3. El Perú atraviesa por dificultades agravadas por la pandemia. La gente reclama pan, trabajo, salud y educación de calidad, seguridad, lucha frontal contra la corrupción; cuestiones que el gobierno debe atender e impedir que el descontento sea manipulado y canalizado por la derecha, empeñada en sembrar el miedo y la incertidumbre, terreno favorable a una salida autoritaria.
  4. Expresamos nuestro firme respaldo a los sectores populares que se encuentran desarrollando medidas de lucha y exigimos que sus demandas sean atendidas, tales como el magisterio organizado en el SUTEP, las rondas campesinas, las comunidades afectadas por las actividades mineras, las poblaciones de la selva que protagonizan el paro amazónico, entre otros.
  5. Convocamos a los más amplios sectores populares a trabajar arduamente por la unidad, a organizar el debate constitucional desde las bases, construir una poderosa corriente de verdadera transformación del país. No permitamos que se imponga la apatía, el pesimismo, la frustración, ni que decaiga el espíritu de lucha.

¡OTRO PERÚ ES POSIBLE, UNIDOS PODEMOS LOGRARLO!

Lima, 25 de noviembre del 2021

Buró Político del Comité Central