PRONUNCIAMIENTO

La crisis estructural del Estado neoliberal se expresa, nuevamente, en un pedido de vacancia presidencial y en la disputa entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo. El Presidente parece cada vez más arrinconado por denuncias de corrupción que tienen origen en su gestión en la Región Moquegua e incluyen su periodo como Vice-Presidente de la República.

Detrás de la vacancia, sin embargo, se mueven sectores de la derecha neoliberal que, frente a su desprestigio y fragmentación política, pretenden interrumpir y postergar el proceso electoral para recomponer sus fuerzas y evitar el avance de los sectores que apostamos por una salida democrática, patriótica, de regeneración moral a la crisis. Este manejo autoritario evidenciado en el comunicado de la “Coordinadora Republicana”, donde se congrega la crema y nata de la derecha bruta y achorada, fujimoristas y apristas incluidos, tiene, además, un claro sello anticomunista, tal como lo vienen haciendo sus mentores norteamericanos a escala mundial.

Este enfrentamiento “en las alturas” se da en medio de una situación que no deja de ser crítica. Millones de peruanos y peruanas han perdido el empleo, cientos de miles de estudiantes han dejado la universidad y el colegio, decenas de miles de familias siguen de luto por la pandemia. El Perú neoliberal está agotado, ha sido incapaz de asegurar, mínimamente, salud, educación, estabilidad laboral o seguridad.

El pueblo peruano no puede colocarse a la cola de uno u otro bando. Corresponde asumir un camino independiente, abrir paso a una salida que coloque los intereses de la patria y de las grandes mayorías por delante. Cerremos el paso al golpismo parlamentario, al autoritarismo en cualquiera de sus formas, al manejo mafioso de la cosa pública, a la impunidad de los grandes delincuentes que  han hecho del Estado su botín.

Los vientos de cambio han vuelto a sentirse con vitalidad en América Latina. Bolivia, Chile y Ecuador demuestran que la fuerza de los pueblos se expresa en calles y urnas. Estamos seguros que, rumbo al proceso electoral de 2021 en nuestro país, las fuerzas patrióticas, democráticas y de izquierdas sabrán estar a la altura del momento histórico, para conquistar un gobierno de estabilidad, bienestar y desarrollo que el Perú reclama en el marco del bicentenario.

¡Otro Perú es posible, juntos podemos lograrlo!

Lima, 27 de octubre

Buró Político del Comité Central