A LOS 90 AÑOS DE LA CREACIÓN DEL PARTIDO, AVANZAR POR EL CAMINO QUE FORJÓ EL AMAUTA

Comisión Nacional de Cultura.

Este 2018, hace 90 años, nuestro Amauta José Carlos Mariátegui fundó un Partido para que los comunistas peruanos  tuvieran la claridad ideológica y la voluntad política de peruanizar el Perú, y por ello, instaurar el Socialismo en nuestro país. Esta significativa fecha nos debe servir de acicate para superar la cultura política que hemos practicado, mas no heredado del Amauta, durante el presente siglo y parte del pasado.

Su labor intelectual y de organización en el lapso que le tocó vivir, convirtió, a pesar de su corta existencia, en uno de los mejores ejemplos en la teoría y en la práctica del desarrollo del marxismo en Latinoamérica y en el mundo. Mariátegui, luego de su experiencia política y de vida en el Perú y Europa, supo y pudo asumir el marxismo como una creación heroica. Ello implica conocer la realidad del país en su integridad, que el método de investigación además del estudio de los libros y documentos, involucre a las personas que integran las diversas clases explotadas para aprender de ellas; también para crear las organizaciones que puedan defender sus intereses  y consolidar las ya existentes. Por ello, organizar a los trabajadores de la ciudad y el campo fue una de sus principales tareas y logros.

El siglo XXI es diferente al XX; y más todavía los años que vivió José Carlos. Ello nos invita nuevamente a desarrollar y a practicar el marxismo, tal como lo hizo nuestro Amauta, asumiendo nuevas tareas que la realidad nos impone, como la problemática ecológica, cuyas incidencias en nuestro país son una de las más graves del planeta por la gran diversidad de climas existentes, la lucha por la igualdad de géneros, las manifestaciones pluriculturales e interculturales, e igualmente, las expresiones artísticas, religiosas y la educación que se imparte.

Nuestro país urge ser democratizado, lo cual no será posible sin constituir una nueva República con una nueva Constitución. Debemos realizar grandes, y por qué no señalarlo de mejor manera, desmedidos esfuerzos para lograrlo. Esto implica asumir una voluntad para desarrollar una cultura y práctica política, acorde, con el siglo que nos ha tocado vivir; y poder implementar acciones por un trabajo con ingresos dignos, por un arte digno, por un trato y respeto digno a las personas que integran las clases desposeídas. En última instancia, deber ser la visión de la democracia desde las clases explotadas. 

Hay que superar nuestro trabajo en todos los niveles, particularmente en la organización y el pensamiento. Marx y Lenin son una fuente de enseñanza e inspiración que la historia nos ha legado a nivel mundial.

Nuestro Amauta José Carlos Mariátegui fue la expresión en el Perú y en América Latina de ellos, y debe convertirse en nuestra base para construir el camino que nos conduzca al SOCIALISMO.

                                                       

¡RUMBO AL BICENTENARIO PATRIO,

NUEVA REPÚBLICA Y NUEVA CONSTITUCIÓN!

Enero, 2018