Exigimos justicia frente al asesinato del luchador ambiental Roberto Carlos Pacheco en Madre de Dios

El último fin de semana fue asesinado Roberto Carlos Pacheco, joven luchador ambiental quien, junto a su padre, Demetrio Pacheco, Vicepresidente del Comité de Gestión de Tambopata y nuestro compañero, han librado varias batallas legales contra la minería ilegal, el tráfico de madera y las mafias de tráfico de terrenos que destruyen la Amazonía.

A pesar de las constantes amenazas contra ellos y de ser una recomendación de la Defensoría del Pueblo, las autoridades no han tomado acciones concretas para la defensa de la vida e integridad de estos guardianes del bosque.

El asesinato de Roberto Carlos Pacheco es el cuarto crimen contra luchadores ambientales durante la pandemia. Mientras el Ejecutivo y el Parlamento disputan poder, entre chismes y ataques subterráneos, nuestro pueblo sufre de hambre, ausencia de salud pública y, como en este caso, de persecución por parte de mafias y delincuentes.

Exigimos justicia y verdad, una investigación profunda y protección para Demetrio Pacheco y demás defensores de la Amazonía.

Al cc. Demetrio Pacheco le extendemos nuestra solidaridad. Lo acompañamos en estos momentos de dolor y rabia.

 

¡Cuando un luchador ambiental muere, nunca muere!