115 AÑOS DEL NATALICIO DE JORGE BASADRE GROHMANN: UN HISTORIADOR CONNOTADO

Por: Augusto Lostaunau Moscol *

El 12 de febrero de 1903 nació en la Tacna cautiva el gran historiador peruano Jorge Basadre Grohmann. Uno de los cuatro grandes historiadores connotados del Perú del siglo XX. Él, junto a José de la Riva-Agüero; Raúl Porras Barrenechea y Alberto Flores Galindo, son los historiadores peruanos que durante el siglo XX vincularon su obra histórica con el destino del país. Lastimosamente, la prematura muerte de Alfonso Quiroz Norris nos quitó al primer historiador connotado del siglo XXI. Ellos, no fueron historiadores connotados porque acumularon títulos profesionales o grados universitarios; o porque sus amigos así lo dicen; mucho menos por dictar una cátedra en una universidad extranjera; todo lo contrario, son historiadores connotados porque es la sociedad la que los encumbró así. La obra de estos grandes historiadores es conocida y reconocida en todos los niveles de la sociedad peruana. Y la lectura de su obra sirvió de mucho a políticos y gobernantes para dirigir la acción de los gobiernos.

Jorge Basadre desde niño fue testigo de los ataques y agresiones que los ciudadanos peruanos sufrían por parte de la soldadesca chilena que buscaba expulsarlos de los territorios de Arica y Tacna, por un tratado no resuelto. Estas imágenes marcarán definitivamente a Basadre.

En Lima, fue uno de esos niños privilegiados que jugó en los techos y azoteas del Centro de la ciudad. Él mismo lo narra en su obra La Vida y la Historia. Estos inimaginados lugares de juegos infantiles le permitieron ser testigo del vaivén político de su época infantil. Posteriormente, ingresó a las aulas sanmarquinas donde, muy joven, participó de la Reforma Universitaria de 1919, siendo delegado del primer años de letras. Nacía el Jorge Basadre historiador con actividad política. Algo que en la actualidad haría que muchos “historiadores académicos y puritanos” niegan a las nuevas generaciones. El Basadre delegado estudiantil participó activamente en las luchas estudiantiles por cambiar la universidad; que dejará esa formación feudal (que en la actualidad, con la Ley Mora, ha sido reimplantada) para convertirse en una institución democrática.

Entre 1925 y 1926 dejó Lima y se trasladó a su natal Tacna con la intención de coordinar el plebiscito para solucionar los problemas no resueltos por el Tratado de Ancón. Defendiendo los intereses de la patria, Basadre fue brutalmente agredido por la soldadesca chilena. Pese a ello, siguió cumpliendo sus funciones con la delegación peruana. Empezaba a nacer el Basadre reconocido por su obstinada defensa de un Perú con posibilidades históricas. Estas experiencias lo marcarán y serán muy importantes para su magistral Perú Problema y Posibilidad.

En 1928, como el catedrático más joven de San Marcos, leyó su hermoso discurso: La Multitud, la Ciudad y el Campo en la Historia del Perú, que un año después se convirtió en libro. Una propuesta para cambiar la visión e interpretación clásica de la historia de nuestro país. Aparecieron las multitudes como sujetos hacedores de la historia de nuestro país. Un reconocimiento a lo colectivo. Las masas hacen la historia, los historiadores sólo la interpretamos. Hoy por hoy, la gran mayoría de historiadores peruanos están adscritos a las teorías posmodernas que niegan la historia ciencia y basan sus discusiones sólo en las interpretaciones. Ninguno de ellos se puede calificar de continuador de la obra magnífica de Jorge Basadre; por el contrario, con sus textos la niegan.

En 1943 fue designado Director de la Biblioteca Nacional, siendo uno de los pocos grandes intelectuales y hombres peruanos que han ocupado dicho cargo. La gran mayoría lo ha hecho por encargo político personal. Por el contrario, Jorge Basadre tuvo la designación nacional de reconstruirla luego del terrible incendio que la azoló.  Cumplió su labor con integridad y prontitud. Teniendo al poco tiempo, una Biblioteca Nacional de nivel internacional.

Fue Ministro de Educación en dos ocasiones. En ambos períodos se interesó por implementar métodos y técnicas que posibiliten el desarrollo del educando. Sus discursos se pueden revisar en su libro Materiales para otra Morada. En 1958 fue el encargado de inaugurar la primera transmisión de televisión nacional. Apostó por la gente. Por los niños. Jamás se aprovechó del cargo público porque era muy consciente que estos son efímeros.

Su libro, Sultanismo, corrupción y dependencia en el Perú Republicano, es el primero en ingresar en la investigación de la corrupción en el Perú. Un tema muy incómodo y que la mayoría de los historiadores posmodernos temen y niegan.

Jorge Basadre Grohmann fue un historiador connotado a carta cabal. Su obra es apreciada por la sociedad en su conjunto. Jamás escribió para ser halagado por sus amigos y formar una argolla de mediocres. Es la figura de historiador peruano valiente. Es un ejemplo a seguir. Basadre vive hoy a 115 años de su nacimiento.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú